:
Bienvenido, .

VERANO

Julio 2.042

Trama XI: After the Blackout (trama de transición y exploración)
Ambientación
AÑO 2.042
Durante siglos sus mundos permanecieron separados, pero eso terminó. El mundo mágico y el humano se encontraron y se desató la guerra, extendiéndose alrededor del mundo sin control. Miedo, odio, ambición...todas ellas armas poderosas. El choque entre la raza humana y la mágica resulta ya imparable. Uno por uno van cayendo, ¿quién será el primero en morder el polvo?
Últimos Temas

Ir abajo
Reiv Black
Reiv Black
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t111-reiv-black

MATUSALÉNICAS CRÓNICAS DE MATUSALENUS (pasado real) Empty MATUSALÉNICAS CRÓNICAS DE MATUSALENUS (pasado real) {02.06.19 16:23}

Ok, esta rayada también fue escrita hace muuuucho XD  :dnqu:
Matusalenus Black Arcaicus, tatarabuelo o bisabuelo de Reiv (?)

---------------------------------------------------------------------
MATUSALÉNICAS CRÓNICAS DE MATUSALENUS


Remontémonos un siglo atrás, al 1909, empezaré narrando mi vida como embrión: No era muy interesante. Mitosis y más mitosis. Como feto tampoco se pasaba de interesante, pero tenía la cosa de que habían latidos y tal. Más tarde llegó el momento de mi nacimiento. Fermosa fue la hora que me vio nacer, bendita fuera mi estrella y todo lo que en mi vida iba a acontecer. Hijo de Arcturus II y Melania McMillan, mi
infancia trascurrió con calma y felicidad junto a mis padres y hermanos en la morada de aquellos que llamábamos del linaje Black.

Llegó el memorable día de mi ingreso en aquel ancestral colegio llamado Hogwarts. Fui seleccionado para Slytherin, peor tras haber cursado sólo dos años entre los fríos e impenetrables muros de este lugar llamado escuela, tuve ciertos roces violentos con la carca dirección del centro, por cantar con vociferadores por toda la escuela una canción de los Sex Pistols: Schools are Prisions. Y dirán vuesas mercedes: Pero si los Pistols no existían en esa época!! He aquí mi respuesta: Tuve un sueño premonitorio de un maravilloso futuro en el que la originalidad de la música aún existía. Las imágenes que tuve de aquel grupo tocando fueron tan nítidas que se grabaron en mi memoria para siempre. Fui censurado por aquello. ¿Que creéis que hice? Les dije todo airado: No me echáis vosotros, me voy YO!

Después de aquello me fui a Durmstrang, a seguir con mi escolarización. Allí se practicaba el hablar rudamente, e incluso hacíamos concursos de hablar con rudeza, que terminaban en gruñidos dignos de un animal. Si, éramos muy “oscuros y malignos” y nos lo teníamos creído, que pasa? Fue con 15 años que descubrí mi primer amor. Ella básicamente venía a cuidar el huerto de la escuela todos los días, y yo la contemplaba desde la ventana, hasta que un día bajéme yo por las escaleras, esperando encontrar a mi musa, mas solo la hallé tras una incansable búsqueda de tres horas, he aquí el poema que le dije:

Matusalenus: Eeeem, aaam, esteee…..tengo algo para ti

Tia 1: (alzando la ceja y con cara de asco) Dispara y acaba rápido

Matu: (rojo como un tomate) Allá voy…Faciendo la vía del Calatraveño a Santa María, moça tan fermosa non vi en la frontera como questa vaquera de la Finojosa….Y…¿¿no es verdad, mi popurri de amor, que en esta apartada orilla, más clara la luna brilla y se respira mejor??

Tía 1: Pa-té-ti-co Al menos podrían ser tuyos, ¡¡copión!! ( torta al Matu)


Mi desgarrado corazón había descubierto cuan despiadadas podían ser las mujeres. Hasta los 17 pensé que la respuesta a “te quiero” era “vete a la mierda”



Así que me volqué en mi faceta de ser un Durmstrang persona “oscura y maligna”, formando el Club de los Magos Muertos, pero estábamos vivos. A que te había engañado? No? Me da igual, sigamos…..¿Por dónde iba?... Ah! Sí! En aquella época era conocido como el Matu, y temerosos de mi persona eran aquéllos cuya osadía no atendía a razones de respeto y resistencia oponían a nuestros designios de dominación del colegio ( Traducción: que éramos populares) Todos nos peloteaban con falsedad, queriendo pertenecer a nuestro grupo. Daban asco. Terminé mis estudios con muy buenas notas y partía a la universidad a estudiar Alquimia.

Fue allí donde conocí a mi amada Tabatha ( antes estaba buena). Quisieron los hados que nuestros destinos se cruzarán para crear un amor indestructible, así como los afluentes se unen para conformar el gran río, poderoso y bravío.

Contrajimos matrimonio tras acabar nuestra carrera de Alquimia. Bueno, ella era de otra carrera, creo, pero también le hacía ilusión el rollo del toka- koka. El verano de fin de carrera hicé muchas cosas: casarme, pintarle la valla del jardín a un tal Grindewald, que dedicaba su tiempo a menesteres oscuros (pero que se joda que le robé un sándwich) viajar a las pirámides de Egipto a buscar al Alquimista ( con mayúsculas, eh?) que sabía transformar cualquier metal en oro.

Ahhh!! Olvidé deciros porque pintaba la valla a Grindewald. Necesitaba unas pelillas para sacarme el carnet de Aparición. Disculpadme, soy viejo y se me va la cabeza.

Tras encontrar al Alquimista y adquirir parte de su sabiduría, viajé por medio mundo junto a mi esposa, para adquirir muchos conocimientos del mundo mágico. Después me asenté a vivir en cierto sitio, donde tuve a mis retoños, Derek y Cassiopeia

Aaah!! Olvidé otra cosa, mil disculpas, durante mi adolescencia descubrí un poder latente en mi, el don de la telekinesis, y como ya sabéis que es, no lo explicaré.

Volvamos pues al tema de mis retoños. Yo pasaba el día en el laboratorio con mi Alquimia y ellos se peleaban todo el rato, asi que la casa era un gruñimiento continuo por parte de todos. Por esta época fundé varias empresas: Una de lácteos ( que en realidad no era leche, sino agua con colorante, un par de transmutaciones y listo, se vendía muy bien) era llamada Leche Pascualus Garrafones, en garrafas de siete litros. Había fábricas en muchos puntos del país. También una empresa de calzado, llamada “ Las botas de 7 leguas”. Todo ello me proporcionó una gran bonanza económica, aparte de los tesoros que encontré en las pirámides y aún guardo. Es mi secreto mejor guardado su paradero.

Mis hijos crecían sanos y felices y yo seguía con mi matrimonio relativamente bien. Era la época del llamado Niño que Sobrevivió. Resultaba un pelmazo oír hablar de él a todas horas, hasta escribieron unos libros de él, fíjate por donde. Ya que mis hijos podían valerse por sí mismos, me retiré con mi esposa a vivir a Holanda. De vez en cuando visitábamos a la familia, el resto del tiempo lo empleábamos en mejorar nuestra magia y adquirir conocimientos nuevos viajando. Y así transcurrieron muchos años en tales menesteres y andanzas, hasta que un día llegué a casa de uno de mis viajes a las pirámides y no encontré a mi esposa. No sé donde está y desde entonces no sé nada de ella. Así que decidí volver a Londres a buscar a mi hijo, nietos y biznietos. Vagué por Hogsmeade durante semanas hasta que hallé a mi bisnieta Michelle y pude por fin encontrar el camino de vuelta.

Oíd pues, poco queda para concluir esta historia, si gustan de seguir practicando el noble hábito de la lectura, pronto hallarán sus ojos descanso ( minipunto si has leído hasta aquí)

Sobre mí puedo deciros que tengo aspecto de anciano sabio, pero despistado. Larga barba blanca y numerosas arrugas, nariz aguileña y refulgentes ojos azules. Mi estatura cuando no estaba encorvado era considerable. De temperamento fuerte y cólera rápida, puedo llegar a ponerme muy gruñón en ciertos momentos, aunque la mayoría del tiempo soy afable y descuidado. También soy algo extravagante, impredecible y algo desmemoriado. Una de mis aficiones es contar historias que no conducen a nada y mis batallitas de juventud. Esto me recuerda a…..cuando enemisté a los perros y los gatos, cuando intente viajar al pasado y copiar los inventos, volver al presente y decir que todo lo inventé yo. Además del día en que tomé el Ferry para ir al lago Ness de picnic. Había kelpies. Eché en la cesta 3 manzanas, 2 tostadas y requesón, de aquel blanco…y grande…

Perdonadme, queridos lectores, pero tengo sueño y mi siesta me espera, concluiré diciendo que espero disfrutar de mi retorno al Castillo Black y aprovechar el tiempo que le queda a este anciano cuerpo que tantas cosas ha vivido ya y…….

*Matusalenus empieza a roncar exageradamente, justo a tiempo de que alguien le quite la pluma para que deje de escribir como un PESADO*
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.