:
Bienvenido, .

VERANO

Julio 2.042

Trama XI: After the Blackout (trama de transición y exploración)
Ambientación
AÑO 2.042
Durante siglos sus mundos permanecieron separados, pero eso terminó. El mundo mágico y el humano se encontraron y se desató la guerra, extendiéndose alrededor del mundo sin control. Miedo, odio, ambición...todas ellas armas poderosas. El choque entre la raza humana y la mágica resulta ya imparable. Uno por uno van cayendo, ¿quién será el primero en morder el polvo?
Últimos Temas

Ir abajo
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {24.07.20 13:46}

Recuerdo del primer mensaje :

En efecto, dormir con otra persona en la cama era distinto. Aún así, Arleen debía reconocer que ambos se habían comportado a la altura. Ella finalmente había colocado la lámpara que necesitaba para dormir y así que las pesadillas no la atacaran en la noche. También, aunque si se lo preguntaban no lo diría, la noche había sido mucho más cálida que la anterior. El invierno arreciaba y por mucho que te abrigaras siempre había un momento en el que el frío se colaba bajo las mantas y el pijama que llevaba. Esa noche había elegido uno de camiseta y pantalones largos, también de satén, en un color cálido. Así dejaba en claro que tampoco quería seducirlo para meterlo en la cama y que lo de ayer había sido en exclusiva para la noche de bodas y, por supuesto, climas más cálidos.

Se había quedado leyendo un rato, metida ya en la cama, antes de finalmente echarse a dormir no sin antes darle las buenas noches y un cortés, o eso pensó ella, beso en la mejilla. Se recostó, dándole la espalda y descanso. La noche pasó sin ton ni son hasta el amanecer. Arleen siempre se despertaba bastante temprano aunque no tuviera nada qué hacer. Cuando lo hizo se dio cuenta que se había girado durante la noche y que la punta de sus pies estaban rozando la pantorrilla de Sayid, se sonrojó abruptamente y le contempló el rostro a su...esposo. Lo cierto es que nunca lo había mirado detenidamente, pese a que en el hospital intentó hacerlo al saber que se despertaría junto a él toda la vida.

La morena movió suavemente los pies hacia atrás, para no despertarlo y sus ojos violetas examinaron el rostro delante de ella. En realidad, tuvo que contemplar primero sus bien formados brazos, algo que con la ropa de invierno no había podido apreciar. Estaba segura de que ejercitaba mucho porque nadie tenia ese tipo de músculo definido por pasarse el día entre libros y, sin embargo, también tenía esa dualidad. Seguro tenía fuerza. Mucha fuerza. Se mordió el labio brevemente y entonces observó realmente su rostro. Tenía pestañas largas  y dormía con un aura de paz que era envidiable. Le caían sobre unos pómulos marcados, también su mandíbula. Derivó la vista a sus labios. Lo había besado una vez. Una sola, de verdad, con la cámara de Aldaron. Había sido extraño pero fue espontáneo porque ocurrió después de la canción. Había sido suave, cálido. Atinaba a decir romántico. ¿Sería así Sayid?  Le quedaba tanto por conocer.

Se incorporó muy levemente y cuando lo hizo se movió las mantas de él también, descubriendo su torso. Arleen trago en seco y pensó que Aldaron, sin duda, estaba jugando con su cabeza porque nunca había tenido esos pensamientos. Negó con la cabeza y controló sus nervios, salió de la cama y se fue directamente al armario en puntillas tratando de no hacer ruido. Cogió algo de ropa interior y se fue al baño, se tomó una ducha fresca y algo larga para iniciar el día pero quería organizarse mentalmente. Salió y se hidrató la piel, siguió su rutina de belleza facial y se puso la ropa interior. Se colocó la bata encima y al abrir la puerta comprobó que Sayid seguía dormido. Tal vez con todo lo que vivió aquel mes de misión necesitaba descansar más. O solía despertarse más temprano.

Caminó en puntillas hasta el armario y se quitó la bata de baño para elegir con tranquilidad su vestido del día. Aunque no era muy fanática del invierno tenía algunos modelitos que eran eternos y sus favoritos. Cogió uno de ellos y se puso delante del espejo, midiéndoselo para evaluar si se lo ponía o no. Terminó por desecharlo y coger otro más, en color azul marino. Sayid terminaría pensando que era su color favorito, y no lo era, era el segundo. Se rió ante ese pensamiento infantil y terminó por coger aquel. Se lo puso encima y dio una vuelta sobre sí misma para verificar que iba bien y que no se veía el liguero de las medias. Se subió a sus tacones negros y sobrios y se puso una sencilla cadena de oro a juego con aretes muy sencilla, se perfumó, arregló el cabello y salió del armario tras una última verificación.

Intentó seguir haciendo silencio, pero realmente no se fijó en la cama,  y abandonó la habitación para ir a la cocina a preparar el desayuno.

Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {02.08.20 20:45}

-Entiendo- Expresó con una sonrisa leve cuando dijo que no solía tener mucho tiempo. Cuando habló del destino, Arleen sonrió de lado y otra vez puso sus ensoñaciones en la astrología. ¿Las estrellas se habían alineado para ellos? ¿Por eso al bajar a Londres lo había tenido que atender? Arleen recorrió su rostro con profundo interés. ¿Sería esa la primera señal? Intentó recordar el instante en el que sus ojos conectaron esa vez, la forma en la que le dio las gracias y decidió -nuevamente- que bajaría con él. Al oír su pregunta sobre Lucio y Sean ladeó la cabeza -El amor no tiene restricciones- Respondió bastante rápido -Pero entiendo que eso puede ser un problema dentro del Consejo, por el tema de la...Descendencia. ¿No?- Inquirió, siendo ese el único problema que veía.

Lo del tema de los cuñados asintió, no habia mucho que decir. Esperaba que se llevaran bien y agradeció profundamente que entendiera el hecho de que quería poder pagarse sus cosas y no ser una mantenida. Sonrió ante su gesto y siguió con lo suyo. Cuando volvió todo iba en marcha y asintió con suavidad -Bueno, es experto en encantamientos. Si no se le da bien a él… Imagínate ¿A quién? ¿A la Sra. Le Fay?- Se rió un poco y luego negó con la cabeza para comer algo más de fruta y, finalmente, ir al meollo del asunto. Su guerra de estrategia.

Pero nunca se esperó todo lo que su cuerpo reflejaba. Era muy consciente de su estado, lo que le extrañaba era la razón. Sayid era un hombre atractivo pero la faceta que le mostraba ahora le resultaba brutalmente excitante. Era inteligente, astuto, sagaz y capaz de voltear cualquier partida a su favor. ¿Cómo podía haberselo pasado por alto? De pronto, ganó y él le sonrió ella se sentía agitada y enfebrecida y lo del baño sin duda era una idea muy buena. Iba a incorporarse cuando su marido se le acercó, esta vez de una forma que no sólo no se esperaba sino que la encendió más. Arleen no prestó atención en absoluto a la puta fruta, estaba mirándolo a los ojos mientras sentía la caricia en sus labios. Le cosquilleaba el cuerpo y el corazón le golpeaba en los oídos con un martilleo frenético. Podía sentir su respiración tan cerca que se le erizaba la piel. Abrió los labios para coger la fruta, tomándola con la lengua y siendo muy consciente de cómo sus labios entraban en contacto con los dedos de Sayid porque lo hizo lentamente, sin dejar de mirarlo. ¡No se estaba imaginando nada! ¡Aquello no se trataba sólo de ser agradable! ¡Esas distancias… Esa forma de verla!

Pero se levantó…
Como si nada…

Arleen casi se atraganta con la uva cuando le dijo lo del baño y tuvo que poner toda su atención en volver a la tierra. La uva le supo a barro mientras se la traga y sentía que las piernas le temblaban, con lo cual pararse no era una opción -Sí… Pero…- Tragó y tragó -Que elegir lo que me voy a poner…- Indicó parpadeando y relamiéndose los labios viendolo irse a la cocina. Cerró los ojos un momento para centrarse, pero entonces recordó el torso desnudo de Sayid de la mañana y se tuvo que masajear la sien porque estaba volviéndose loca. Se incorporó agarrándose con fuerza de la silla y cuando creyó que podía caminar lo hizo.

¿A quién le podía preguntar sobre cosas de matrimonio?
¡Le daba vergüenza hablar con Aurora de lo que estaba sintiendo!
¿Cómo le iba a decir que se había excitado porque él le había ganado en ajedrez?
¡No tenía sentido alguno!

Y sin embargo, era cierto. Cogió uno de los toallones y se fue al baño grande, desnudándose ahí después de cerrar la puerta y se metió suspirando al sentir el agua caliente. Se quedó allí un rato con el cuerpo sumergido intentando entender porqué ese había sido el detonante pero a medida que volvía a repasarlo sintió la necesidad de calmar sus ansias. Y así lo hizo, silenciosamente… Tenía cierta experticia en el ámbito, después de tantos años de encargarse ella solita, pero esta vez había sido absolutamente distinta porque había tenido algo a lo que aferrarse mentalmente. Los sentidos se le había dispersado, sentía que tenía los oídos taponados y el cuerpo aún se estremecía con fuerza deseando más. Y se complació, pero seguía sin ser suficiente. Se cogió de la baranda para poder salir. No tenía ni idea de que tenía, al menos, una hora allí dentro. Se hidrató la piel y salió de se fue directo a la habitación, encontrando a Sayid en la cama a medio vestir dormido. Arleen tuvo que recomponerse como pudo y se fue directo al armario, pero esta vez cerró la puerta y se puso lencería un poco más cómoda así como un pijama de satén mucho más ligero que el de la noche anterior porque estaba profundamente acalorada. Se secó el pelo con un hechizo y se fue hasta la cama, metiéndose al lado de Sayid pero intentando mantener distancia y los ojos lejos de él. Le costó lo suyo llegar a dormirse, se movía constantemente, porque el cuerpo en sí le picaba exigiendo cosas que antes no lo hacía y su mente la mantuvo en duermevela, más que dormida.
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {02.08.20 22:42}

-Si, lo de la descendencia puede ser un problema pero no me parece el mayor de todos, al fin y al cabo hay formas de concebir sin que ambos deban estar casados, es un problema más de tradición- y algo me decía a mi que íbamos a estar muy divididos en el consejo si llegado el momento había que tomar una decisión. al hablar sobre los encantamientos me reí -Creo que a Catherine se le daría mejor que nos atacara el sofá- di un sorbo al té pero enseguida quise aclarar algo -no me malinterpretes, es una excelente compañera, pero su magia no es tan... ¿servicial?-

Jamás habría esperado algo así con un simple juego de ajedrez, por norma general solo obtenía frustración del adversario, paciencia, puede que algo de rencor y con cada derrota decepción, pero con ella era diferente, parecía que lo estaba disfrutando y no solo a nivel intelectual, no era la primera vez que tenía una reacción extraña y ya me había decidido, se acabó esperar, había sido todo lo cortes que podía, esperé a que se sintiera cómoda pero a ese paso ambos perderíamos la cabeza. Aunque ella no lo supiera llevaba jugando mi propia partida desde esa misma mañana antes de ir al mercado, mi siguiente movimiento sería tentarla con la fruta y tal y como lo había pensado cayó en la trampa, su lengua y sus labios rozaron mis dedos mientras su mirada se clavaba en la mía, antes de separarme lamí mis propios dedos y entonces la dejé, quería que lo deseara, quería que viniera a mi a por más antes de llegar a mi límite.

Le di la espalda cuando casi se atraganta y me mordí los labios para no reírme, recogí todo y me fui a dar una ducha al igual que ella. La esperé en la cama mientras leía un libro pero no llegaba, al final me tumbé en la cama y cerré los ojos quedándome dormido y como siempre, no llevaba camisa. Al escuchar el ruido de la puerta al abrirse desperté pero no me moví un ápice, sabía que era ella y la dejé ir a cambiarse, cuando escuché la puerta del vestidor cerrarse me incorporé un poco ¿lo de esa mañana no había sido idea suya? ¿o es que ahora se estaba arrepintiendo? porque ya era demasiado tarde.

Escuché los pasos de Arleen acercarse y volví a hacerme el dormido, pasó un rato y cuando no pareció haber movimiento, una vez más, hice mi siguiente jugada, me giré hacia ella aún con los ojos cerrados, estaba bastante lejos porque no la alcancé con ese primer movimiento así que estiré una pierna para rozarla con el pie, si se alejaba lo dejaría estar, si por el contrario recibía una respuesta tal vez tardaríamos un rato más en ir a cenar.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {02.08.20 23:39}

-Los tiempos cambian… la sociedad debe avanzar y ajustarrse. La homosexualidad existe desde hace decadas- No quiso seguir hablando de Sean y Lucio porque había percibido cierto tono y si lo analizaba bien se daba cuenta de que el era muy tradicional. ¿Sería tradicional...en todo? El tema de la Sra. Le Fay le saco un poco de risa, que aligeró el ambiente.

Y se había lamido los dedos. Delante de ella. Después de que ella … ese pensamiento la había acompañado durante todos el baño. Al menos, después de aquella larga hora había podido poner sus pensamientos en orden. Estaba absolutamente segura de que le atraía a Sayid y ella era muy consciente de que estaba atraída hacia el. Eso era una buena señal… ahora quedaba concretar. Concretar…. Por Merlín, concretar… ¿Y como se hacía algo así? ¡Que iba a saber ella! Su única vez hace como cinco años había estado borracha como una Cuba y tenía algunos recuerdos fantásticos pero ahí había acabado todo.

Bueno, claro está que sabía cómo funcionaba el cuerpo humano pero… ¿Sería capaz de dar ella el paso? El se lo había dicho. Cuando ella estuviera preparada. Bueno, hola. Estaba muy preparada. ¿Que se supone que iba a decirle? Se sentía profundamente avergonzada. ¿Estaría bien una carta? Tal vez si lo escribía sería mucho más fácil para ella. Con esos pensamientos iba cuando se cambió en el armario por el pijama largo pero fresquito y la cama se encontraba caliente aunque Sayid seguía con medio cuerpo desnudo. ¿Cómo podía… la carta. Iba a escribirle una carta esa misma noche y se la entregaría en la cena.

Madre mía. Es que…

Con el paso del tiempo se durmió, o eso parecía, pero a medida que entraba en letargo empezó a entrarle frío por la elección de pijama. Cuando sintió una fuente de calor cerca de sus pies helados, reaccionó casi inmediatamente y entrelazó sus pies con los de Sayid. No era ni medio consciente, como la misma noche anterior que se había movido buscándolo para entrar en calor. Ahora era igual, se removió brevemente acomodando la posición porque le quedaba un poco lejos. Terminó medio despertándose y como quería seguir con la siesta pero realmente el frío no la dejaría, se corrió un poco, girándose para quedar frente a él. Seguía dormido así que aprovechó la cercanía de los pies de Sayid para calentarse ella misma. Los frotó brevemente y emitió un suspiro muy bajito antes de volver a caer en duermevela.
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {03.08.20 20:41}

Me quedé reflexionando y tamborileé en la mesa pensando en lo que había dicho Arleen, aquellos dos habían encontrado lo que yo llevaba tiempo esperando, aún no podía decir que la morena frente a mi fuera el amor de mi vida pero a menos teníamos cierta compatibilidad, si lo pensaba me daban un poco de envidia pero al mismo tiempo y pensando en el consejo no dejaba de parecerme algo tremendamente complejo, por el momento me mantendría neutral respecto al tema.

Mi jugada con la fruta había tenido buenos resultados pero caí presa del sueño mientras esperaba a que Arleen terminara con su baño. Cuando por fin volvió me hice el dormido y después ella se metió en la cama, esperé un rato y no sabía si estaba dormida o no, abrí los ojos para encontrarla de espaldas, se había puesto uno de esos pijamas tan sugerentes que llevaba siempre aunque de momento ninguno era como el de la noche de bodas, mis ojos delinearon su figura y entonces se me ocurrió rozarla con el pie haciéndome el dormido.

La morena se movió en la cama y se acercó a mi en busca de calor, me había dicho esa misma mañana lo de su problema de circulación y con lo fríos que tenía los pies ahora no había duda de ello. hice un poco más corta la distancia entre los dos, la dejé tomar mi calor mientras yo la miraba, sus pestañas eran largas, su piel blanca y suave en contraste con los cabellos morenos que ahora me perturbaban la vista de su rostro, estiré la mano y aparté un par de ellos teniendo cuidado de no despertarla, de momento la dejaría descansar y esperaría para poder seguir con aquel juego que había empezado.

No pude volver a dormir pero me distraje con las vistas, el reloj ya marcaba las 6 y era hora de ir despertando -Arleen, despierta- dije en voz baja mientras le subía uno de los tirantes que se le había deslizado por el hombro, estábamos muy juntitos, tanto que los pies de ella ya no parecían témpanos de hielo, metí una mano entre las mantas y acaricié su cuerpo desde la cintura a la cadera repetidas veces -Arleen, si no despiertas ahora no tendré tiempo de pedirte la revancha al ajedréz-
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {03.08.20 22:41}

Después de que se volviera hacia el, lo cierto es que cayó profundamente dormida. El calor que emitía Sayid era perfecto para equilibrar la frialdad propia y pronto estaba tan a gusto que incluso soño. Fue algo absolutamente abstracto, te Ia que ver con el set de te de Sean y luego algunas maldiciones de Le Fay porque culpaban a Sayid y Arleen de casar a Lucio. Estaba en pleno embrollo mental cuando escuchó su nombre, la morena frunció suavemente el ceño pero no sé despertó del todo aunque sintió una corriente cálida recorrerle el brazo.

De pronto, sintió que le acariciaban el cuerpo y soltó un gemido de queja muy bajito, refunfuñando….con lo cómodo que de estaba. Pero cuando la palabra ajedrez entró en su mente otros tantos recuerdos de volcaron en ella. Las manos, que tenía acurrucadas contra su pecho se cogieron a las sábanas apretándolas -No.. - Se quejó -No más ajedrez hoy… - Le dijo con la voz ronca y entonces parpadeo levemente, empezando a despertarse y entonces siendo muy consciente de la escasa distancia que había entre ellos. Arleen aún no tenía todas las neuronas en su lugar y cuando los ojos almendrados de Sayid conectaron con los de ella, en ese pequeño espacio que parecía exclusivo de ellos dos...quiso decirlo, quiso poder abrir la boca y confesarle todo lo que le había hecho sentir.

Las mejillas empezaron a arderle y otra vez recordó como se había sentido con cada una de sus jugada. La forma en la que le había ofrecido la uva. El precioso panorama de su cuerpo desnudo. Empezó a agitarse su corazón de nuevo, con tanta fuerza que aunque estaba caliente se estremeció. Ajedrez… ¿Sería capaz de decírselo? ¿De saltar esa barrera de vergüenza respecto a su sexualidad? No estaba del todo segura y la duda permanecía en su rostro. Estaba tocándola, le había acariciado la cintura y la cadera pero solo para despertarla. -Es… - Le costó encontrar las palabras exactas de lo que quería decir -Me lo tomo muy en serio… y he vivido muchas … emociones durante esas horas. No creo que pudiera soportarlo más…- aquello no había sido una mentira, en lo absoluto.

Se movió solo un poco en la cama. Lo cierto es que esa nueva cercanía le gustaba. Era íntimo. Pero él no tenía ropa y Arleen no podía acariciarle para no dar una mala imagen. Una imagen de mujer necesitada. ¡QUE ERQ EXACTAMENTE LO QUE ERA! Pensó para si misma -¿Has dormido bien?... Perdón si te ha molestado. Ha sido una siesta extraña- Rozó suavemente sus pies de nuevo con los de él y sonrió de lado -¿Cómo puedes ser tan cálido? No me culpes si está noche también me arrimo a ti … es más fácil descansar cuando estás en una temperatura ideal -Murmuro -Y encima soy yo la que duerme con pijama. Es ironico-
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {04.08.20 10:00}

Las reacciones de Arleen ciertamente eran de un despertar pesado, nunca lo habría imaginado teniendo en cuenta que siempre era la primera en salir de la cama por las mañanas, se tomaba muchas molestias para preparar el desayuno todos los días y tenía que agradecérselo. Intenté hablarle para que por fin abriera los ojos y al mencionar el juego de antes su respuesta me hizo reír -Está bien, no más ajedrez- esperé un rato hasta que por fin su mirada se encontró con la mía, mi mano aún estaba sobre su cintura cuando por fin pudo reaccionar -¿has dormido bien?-.

La morena se había quedado mirándome y poco a poco se le fueron subiendo los colores al rostro, esperé a que empezara a articular palabras pensando que cuando volviera a pleno rendimiento de sus capacidades motoras se alejaría pero no fue así, al contrario, recibí algo parecido a una confesión sobre lo que había pasado en la mesa que bien podría ser tomado en muchos sentidos, yo sabía lo que había visto pero ¿debería hacerme el tonto y seguir tonteando o ser directo?

Asentí cuando me preguntó si había dormido bien -no tenía planeado dormir, pero has tardado un rato en el baño ¿todo bien?- en ese momento no tenía ni idea de lo que había estado haciendo Arleen en el baño, por mi mente solo pasó la idea de un largo baño y meditación. Cuando rozó sus pies contra los míos la dejé hacer y sonreí -no me molesta en absoluto, tengo una buena circulación, puedes arrimarte cuando quieras, a lo mejor así me dejas preparar el desayuno alguna vez- dije haciendo referencia a mi reflexión anterior y a lo pronto que ella despertaba -Dicen que el contacto directo con las mantas es mejor para entrar en calor - eso no lo tenía certificado, solo eran los típicos comentarios populares que se escuchaban de vez en cuando pero probablemente sería cierto teniendo en cuenta nuestra reciente experiencia.

Remoloneamos un rato más hasta que al final tuve que mirar por la hora -Tenemos reservado a las ocho, pero si lo prefieres podemos quedarnos en casa, esta noche será lo que tu decidas- la mano en su cintura se deslizó suavemente hasta su espalda para poder rodearla con el brazo mientras esperaba por una respuesta ¿sería un movimiento demasiado osado por mi parte? pero tal vez así dejaría un poco más claras mis intenciones, con todo lo que había pasado tenía grandes expectativas para esa noche.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {04.08.20 11:15}

La morena se estiró un poco, arqueándose contra las sábanas, cuando le preguntó si había dormido bien y sonrió de lado -Sí… cuando empecé a regular mi temperatura- Le indicó, no quería contarle todo lo demás porque le daba un poco de vergüenza pero al menos mientras su cuerpo volvía en sí podía verlo e hilar pensamientos. Lo del baño hizo que asintiera en silencio, estuvo a punto de decírselo de nuevo y sintió que la respiración empezaba a pesarle mientras los recuerdos le recorrían el cuerpo, pero los controló, esta vez lo hizo. Excepto su sonrojo por supuesto.

Lo del desayuno le trajo a tierra de nuevo -No… Además…si te vas de la cama lo sentiría…Y entonces sería yo la que te arrastraría dentro de la cama para que te quedes aquí y me levantara yo…- Frunció el ceño y sonrió, antes de reír por lo bajo. Le dio dos veces con el índice en el pectoral, sintiendo la firmeza de sus músculos y un ligero corrientazo por el cuerpo -Ni lo intentes, acabaremos en una pelea física-  Indicó y al hacer eso recorrió su rostro con la mirada lentamente antes de volver a subir a sus ojos, retirando lentamente la mano de su cuerpo. El comentario de las mantas, allí tenía mucho que debatir con él pero no le apetecía centrarse en eso. Por el contrario… -Bueno, las mantas no me han servido tanto como tú- Esperó a ver su reacción porque ella no podía estar inventándose las cosas. Él buscaba acortar distancias, lo había sentido. Ese día habían cruzado cierta barrera que se habían impuesto desde la boda. Él había rozado sus labios, luego los había besado, había llevado la uva a sus labios y la había acorralado con la fruta después del ajedrez. ¿Se habría dado cuenta?

La siguiente frase hizo que lo mirara con cierta intensidad -¿Lo que yo decida?- Preguntó sintiendo que se le escapaba el aire cuando movió el brazo hacia su espalda. Arleen se sintió tentada de confesarle realmente lo que quería pero no lo dijo, se inclinó hacia él y lo besó. Fue un beso suave, cálido y lento, pasó una mano por su denso cabello oscuro hacia su nuca y profundizó  antes de separarse. Había sido un beso con mucho más significado y sentido que el de su matrimonio -Hazme…- Le miró a los ojos con intensidad, sintiendo que el placer y deseo se ondulaba por su cuerpo - La reina de la pista de baile… Extraño danzar contigo- Murmuró sonriendo antes de deshacerse de sus brazos, sacando las mantas de encima y caminó hacia el armario muy consciente de que Sayid la estaba mirando, porque de eso sí sabía. Probablemente el sexo, en compañía, no era una materia en la que fuera diestra pero en el juego de la conquista algo sabía. No había tenido mil citas cutres sin aprender nada de los hombres.

Se giró cuando llegó al armario para mirarlo y cerrarle las puertas en la cara. Cuando lo hizo se tuvo que sostener de las mismas para exhalar, apretó los dedos en un puño y cerró los ojos sintiendo que el cuerpo se le estremecía solito. Se alejó de las puertas lentamente y se miró en el espejo, se acomodó el pijama pensando que de haber elegido uno mejor estaría en ese momento enredada entre los brazos de Sayid. O eso creía. Negó con la cabeza y se centró. Estaba plenamente segura de que el momento se acercaba pero necesitaba jugar bien sus cartas. Eligió concienzudamente el vestido a colocarse, y también la lencería, pero entonces se dio cuenta de un gran inconveniente…Que podría usar a su favor -¿Sayid?- Inquirió -¿Puedes venir un momento?- Preguntó mientras se miraba en el espejo, llevaba un vestido rojo ajustado que llevaba un intrincado trenzado para sostener la parte superior porque llevaba la espalda descubierta. Ella se lo sostenía en el pecho con ambas manos y miró su esposo cuando ingresó -¿Podrías cerrarlo, por favor?- Inquirió con dulzura en la sonrisa y algo distinto en el brillo de sus ojos. Ladeó la cabeza con suavidad haciendo que sus bucles morenos se movieran hacia su hombro izquierdo, dejando el derecho al descubierto.
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {04.08.20 12:33}

- Me alegro- comenté a su respuesta sobre su sueño, sin embargolo del desayuno no pareció gustarle tanto -No me importaría ser arrastrado.. pero algún día podrías dejarte atender ¿que tal el desayuno en la cama? me parece un buen punto medio- ella se echó a reir y yo hice lo mismo. El toque de su dedo en mi piel me hizo mirarla intrigado, Arleen podría estar a la altura en cuanto a intelecto pero en lo físico... lo dudaba -Eres una mujer inteligente, sabes que acabarías perdiendo-.

Respecto a las mantas no había mucho más que discutir pero una vez más las palabras de la morena podría tomarlas en más de un sentido -Para eso está tu marido, puedo darte lo que las mantas no pueden- en aquella situación ya no había vuelta atrás, habíamos pasado el punto de no retorno y me la estaba jugando a todo o nada. Le recordé lo de la cena porque ya llevabamos un rato en la cama, no estaba seguro de cuanto tardaría ella en estar preparada, yo desde luego me tomaría unos minutos más que de costumbre para estar presentable -si, lo que decidas- confirmé mis palabras anteriores ante el tono de duda de Arleen , la rodeé con mi brazo y entonces llegó aquel beso que me supo a victoria.

en cuanto sus labios rozaron los míos me dejé llevar, me incliné un poco hacia ella mientras pegaba su cuerpo al mío con el brazo que ya tenía sobre ella, cerré los ojos disfrutando el momento correspondiendo a su intensidad cuando la mano de Arleen pasó por mi nuca, al separarnos la miré a los ojos, sus primeras palabras me hicieron pensar que al final no saldríamos, pero entonces me soltó lo del baile, menudo fallo de cálculos -Como desees- dije antes de volver a besarla antes de que saliera de la cama, aún tenía tiempo.

me quedé en la cama y no la perdí de vista hasta que cerró la puerta del armario, había entrado en el juego, eso estaba claro pero ¿quién caería antes? eso era lo interesante, de momento no estaba seguro de nada. Esperé una vez más por Arleen, había tomado el armario y hasta que no saliera no podría entrar a cambiarme, cuando me llamó salí de la cama para abrir las puertas y encontrare con su espalda descubierta y aquel vestido rojo, tragué saliva al verla y etonces contesté manteniendo la calma -Claro, deja que te eche una mano- me acerqué a ella y entonces me puse en la labor .Lo hice lento, tiré de cada hilo rojo y no perdí la oportunidad de rozar su piel en cada momento echando miradas furtivas por encima de su hombro, al acabar la miré a los ojos a través del espejo, me agaché y dejé un beso en su hombro descubierto -Hecho, estás preciosa, si no te importa voy a cambiarme yo también- aunque yo no cerraría las puertas del armario.

Me cambié de ropa por un conjunto elegante que no dejaba de tener ciertos rasgos de mi cultura pero era bastante occidental, arreglé mi cabello n poco, me puse colonia y cuando por fin ambos estábamos listos abandonamos nuestra casa rumbo al lago.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {04.08.20 13:30}

-Algún día…Tal vez. Tendrás que convencerme de no ser yo quien te lo traiga- Indicó, con cierta picardía. ¿Por qué tenía que dar su brazo a torcer? No le apetecía. El desayuno era cosa suya, que se encargara del almuerzo o la cena si quería. El hecho de que le señalara que acabaría perdiendo hizo que, sin poder evitarlo, revoloteara las pestañas. Fue un corto momento, pero usó armas femeninas casi sin querer -¿Estás seguro?- Preguntó pero lo cierto es que la conversación se fue por otros derroteros y cuando le soltó aquello de que podía darle lo que las mantas no, Arleen sintió que todo su cuerpo se calentaba  y la garganta se le secaba. ¿Acaso era consciente de lo que le había dicho? O mejor dicho, del efecto de aquellas palabras.

Un efecto que no se matizó con aquel beso, sino que le recorrió toda con una necesidad inherente de él que necesitaba ser calmada pero que no sabía cómo realmente expresar sin sentirse avergonzada. Sintió, a través del pijama, el calor del cuerpo de Sayid penetrar su piel, el roce de su lengua con la propia y la forma en la que tomaba lo que quería. Aún no sabía de dónde había sacado la voluntad para cortar su beso y aunque pensó ver en él un signo de victoria con lo del baile lo había dejado colgando… ¡Como él a ella con la uva!

Le miró a través del espejo, es más, en ningún momento apartó los ojos de Sayid cuando le arreglaba el vestido, sintiendo cada roce de sus dedos como aquella fallida noche de bodas en la que le acariciaba buscando sus iniciales. Por Merlin… Por Merlin… se miró a si misma y notó que estaba con las mejillas encendidas y la necesidad fija en su rostro. Intentó contenerse y cuando le dejó un beso en el hombro ella le sonrió por su dulzura -Gracias- Murmuró girándose hacia él mirándole los labios con curiosidad. ¿Podría hacerlo de nuevo? ¿Lanzarse así? -De acuerdo…- Dijo moviéndose para coger el abrigo pensando de nuevo en mantener la compostura y salió de alli dejando el armario hecho un lío, pero no le importaba nada en ese momento.

Ella fue al baño, así que se perdió el espectáculo de Sayid, para poder maquillarse un poco y echarse perfume. Al salir lo encontró y sonrió abiertamente. ¿Qué se le decía a un hombre? No podía soltarle que estabas precioso. Se acercó a él y acarició suavemente la chaqueta pero ante la cercanía pudo percibir su colonia y fue evidente que inspiró con profundidad y luego frunció el ceño, cayendo rendida ante el aroma -Hueles… tan…tan bien…- Murmuró y se colgó de su brazo, no dudó en ladear la cabeza y apoyarla en su hombro para seguir enredada en su aroma.

Cuando aparecieron en el lago, en seguida Arleen sintió el cambio de temperatura y pensó que había analizado muy bien el vestido para conquistar al Descendiente pero no para el otoño. Se apretujó en su abrigo mientras observaba todo a su alrededor. Aquello no era un restaurante…Era una cena romántica exclusiva para ellos. Detallista, así se había identificado él. Tan pronto como llegaron empezó la música a sonar y Arleen se sentía tan emocionada que se puso delante de él con una sonrisa abierta -¡Tenías todo esto planeado a escondidas!- Soltó, riéndose  por el hecho de que la sorprendiera. Se volteó de nuevo para verlo todo  y suspiró, llevándose las manos al corazón -Es precioso- Murmuró y ladeó la cabeza hacia los músicos mientras la melodía la conquistaba.

¿Cómo podrían sus padres haber tenido tanta razón? ¿Habrían sido conscientes de la suerte de Arleen al emparejarla con Sayid? Inteligente, astuto, detallista…Romántico. Cerró los ojos  y recargó su espalda del pecho del Descendiente riéndose por lo bajo. ¿Cómo era posible? ¿Qué había hecho ella para tener tantísima suerte? La emoción, los sentimientos, la sorpresa y todo lo que había pasado en la tarde se volvía a volcar en ella de una forma tan fuerte que se estremeció. Ladeó la cabeza para apoyarla en el pecho de Sayid y alzó la mirada buscando sus ojos -¿Lo que yo quiera, no?- Preguntó y le cogió las manos para colocarlas en su cadera, balanceándose al ritmo suave de la música e iniciando el baile. Sinceridad, era lo primero que le había pedido a Sayid desde que habían hablado al día siguiente de la boda. Se mordió el labio y aunque el corazón le latía con fuerza en el pecho se atrevió -Pues yo quiero…- ¿Cómo lo ponía sin que sonara horriblemente como Aldaron? Cerró los ojos e intentó controlar sus pensamientos -…Ser tu esposa…Y tu amante- Se giró entre sus brazos y le miró a los ojos con un brillo especial, manteniendo las manos en su pecho, cogiéndose de la chaqueta -Quiero que me lo des todo…quiero darte todo-
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {05.08.20 0:34}

-Será difícil con esta faceta tuya de guerrera- en realidad me refería a su tozudez , algo que iba descubriendo poco a poco -no me molesta, me gustan los retos-. Por otra parte con lo de la fuerza física estaba más que seguro de mi victoria pero ella sabía usar sus artes para hacerme dudar -si me miras así, ahora estoy casi seguro-

El beso entre ambos me llenó de sensaciones, muchas de ellas tenian que ver con ocuparme de mi mismo esa mañana muy pronto, nos separamos con algo de decepción por mi parte por aquello de hacerla... la reina de la pista, venganza, lo aceptaba y me quedé viendo como se marchaba al armario. Cuando me llamó al armario intenté tentarla más, miradas, caricias, un beso, sus labios no decían nada pero sus ojos y el color de las mejillas la delataban, me dio las gracias y entonces se marchó para dejar que me cambiara.

La esperé en el recibidor de casa, estaba deslumbrante, como siempre, pero aquel vestido era mimayor problema pues remarcaba demasiado bien sus atributos, bien jugado. -Tu también y estás preciosa- dije antes de dejar un beso en su frente, tenderle mi brazo y marcharnos de allí a un lugar muy especial. Una vez en el lago vi como ella se encogía por el frío, me quité la bufanda y se la di ya que iba tan descubierta, no había pensado en ello al elegir el sitio pero una vez en la mesa se sentiría mejor con ayuda de las estufas que habían preparado para nosotros. La música empezó a escucharse y avancé con ella hasta la mesa sonriendo cuando se dio cuenta de mi plan -Feliz cumpleaños Arleen.. ya sé que ha pasado pero quería darte algo especial- estaba emocionada, le había gustado y yo estaba encantado con eso.

al sentir su peso en mi pecho la rodeé con un brazo y froté un poco para que no pasara tanto frío, cuando me miró con sus ojos violáceos y me preguntó asentí -lo que quieras, ésta es tu noche- tomó mis manos y así empezó el baile, me moví al compás de la música y el ritmo suave que marcaba la morena, sus labios volvieron a articular palabras y me quedé expectante por su siguiente petición, hubo una pequeña pausa y en ese momento aproveché para darle la vuelta y quedar frente a frente el uno con el otro. me quedé en silencio mirándola hasta que terminó de hablar y mi respuesta llegó con un nuevo beso -tus deseos son órdenes, Arleen- por fin, se había acabado la espera para ambos, había sido muy paciente con ella, quería que todo fuera especial y que se entregara a mi no solo por nuestro enlace concertado, por la presión de la tradición y los demás , nuestras familias, quería que se rindiera a mi por su cuenta -vamos a comer algo...- me acerqué a su oído y susurré rozando mis labios contra su oreja - porque esta noche no creo que puedas pegar ojo-

Disfrutamos de la velada un poco más, bailamos muy pegados, como un juego previo a lo que se venía, la cena había pasado aun segundo plano y el apetito se vio relegado por el deseo de ambos, me aventuré a tomarme un par de copas de vino y antes de que llegara el postre nos retiramos -lo tomaremos en casa- dije a los camareros a los que les di las gracias antes de desaparecerme con ella una vez más a nuestra casa, directamente en la habitación principal.

Una vez en la intimidad la tomé de la cintura para acercarla a mi, rocé mi nariz con la de ella en un amago de beso que no tardó en llegar -No sabes cuanto he tenido que contenerme desde la boda- confesé mientras bajaba mis labios por su cuello dejando delicados besos, le quité el abrigo y lo dejé caer para poder seguir mi recorrido una vez sus hombros estuvieron a mi merced.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {05.08.20 13:27}

Aquel beso le supo a gloria, porque creyó que había entendido a lo que se refería. Ella en sí no podía ser más clara. Escuchó sus palabras con una sonrisa radiante, estaba claro que sí había entendido. ¿Cómo podría haberlo dudado? Con tal inteligencia… Arleen emitió un suspiro de satisfacción. Cuando se inclinó hacia ella, la mujer pensó que iban a desaparecerse allí mismo pero sus palabras hicieron que se sorprendieran aunque el susurro…el roce de sus labios sólo incrementó el placer al oír aquellas palabras, la morena apretó las manos en la chaqueta como deseando poder mantenerlo allí donde estaba para dejarse envolver por su aroma. Y así se quedó, mientras ella disfrutaba del roce de sus cuerpo en la pista de baile, de la música y de la tensión en la que se encontraba su cuerpo.

La cena pasó rápido, más de lo que ella pensaba, pero también porque la charla había sido amena; habían hablado de los algoritmos pero muy poco de ello se había quedado realmente grabado en su corteza cerebral porque, al menos Arleen, no podía evitar que cada uno de sus movimientos fuera para provocarlo y viceversa. Lo del postre hizo que la morena soltara una carcajada antes de morderse el labio inferior porque ahora parecía un chiste interno entre ellos después de lo del comedor.

La habitación principal apareció ante sus ojos y Arleen desvió su mirada violácea hacia él cuando la atrajo por la cintura. Rozó su nariz con la de él sintiendo su cuerpo estremecerse ante la expectativa. Al besarlo pasó una de sus manos por la nuca para profundizarlo. Lo siguiente le hizo sonreír de lado…-Yo…- Inspiró profundo sintiendo cómo el abrigo se deslizaba por su piel y sus labios le recorrían el cuello, haciendo que se le erizara la piel. Bajó la mano de su nuca y las metió en su chaqueta para poder quitársela y luego se puso con los botones del chaleco -Esta tarde…- No sabía muy bien lo que estaba diciendo. Entre las copas de vino que había tomado y el deseo que estaba empezando a colársele con más fuerza por el cuerpo gracias a él, no era muy consciente -No he podido contenerme…- Susurró, tragando en seco y le quitó el chaleco también. La camisa también tenía botones y Arleen sintió, por un momento, el deseo de poder arrancársela pero no tenía ni la fuerza ni el valor para hacerlo. Fue despacio, desarmando cada uno de ellos mientras sentía las manos de Sayid recorrerle el cuerpo e ir hacia su espalda para desatar los hilos rojos que mantenían todo el vestido en su lugar.

Terminó de deshacerse de la camisa para ayudarlo a sacarla y recorrió, finalmente y sin ningún tapujo, la piel dorada de Sayid con los dedos sintiendo que en efecto estaba tan fuerte como se veía. Cada uno de sus músculos estaba esculpido por el deporte que le había visto hacer y Arleen soltó un gemido bajito del que se sintió profundamente avergonzada. Intentó ocultarlo, atrayéndolo hacia sí misma para besarlo mientras caminaba lentamente hacia la cama para no enredarse en la ropa ni con sus zapatos de tacón.
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {07.08.20 2:26}

La cena pasó tensa y más lenta de lo que cualquiera de los dos habríamos deseado pero no por ello menos amena, ¿por qué no me desparecí con ella de inmediato? tal vez me daba pena por los pobres camareros... aunque ya les había pagado o simplemente quería dar ese paso, que todo en mi plan fuera perfecto punto por punto aunque para el postre no nos quedamos.

Nuestro primer beso después de volver de la cena fue lo que acabó con aquella tensión, confesé que llevaba tiempo deseando algo más, porque a pesar de todo se trataba de una mujer hermosa con muchos encantos ante los que cualquier hombre caería, ella curvó sus labios en una media sonrisa para empezar a quitarme la ropa mientras confesaba que no se había dedicado solo a darse un buen baño relajante esa tarde, ahora el que sonreía era yo -si me lo hubieras dicho habríamos podido cenar con más apetito- la miré mientras sus manos me iban desnudando poco a poco y yo hacía lo mismo con ella.

Arleen tardó menos que yo en deshacerse de mi ropa pasando sus manos por mi torso mientras suspiraba, la verdad, nunca pretendí trabajar mi cuerpo por cuestiones estéticas pero en aquel momento había matado dos pájaros de un tiro. Una vez más nuestros labios se juntaron en un beso cargado de deseo mientras nos dirigíamos a la cama, al llegar hice que ella se sentara y al igual que en nuestra noche de bodas me arrodille frente a la morena -¿crees que aún estarán las iniciales?- ya sabía que no pero no me quedaría con las ganas de recorres su piel al igual que esa noche, aparté la falda del vestido dejando al descubierto sus piernas cubiertas por las medias, tomé una entre mis manos para levantarla y besar su pie por la parte superior mientras le quitaba uno de los tacones, subí por su piel recorriéndola con mis labios hasta la rodilla para mirarla después -aquí no hay nada...- repetí el procedimiento con la otra pero esta vez llegué un poco más arriba pudiendo ver el liguero.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {07.08.20 21:01}

La sonrisa que le regaló por su confesión hizo quelas mejillas de Arleen se enrojecieran, mucho más después de aquellas palabras que le dedicó. Le llevó un dedo a los labios para que callara, sin duda, la confesión ya había necesitado mucha de su valentía pero no quería hablar mucho más del tema. Seguía sin saber porqué le había confesado cosas a Aldaron. Pero la imagen de la piel dorada de Sayid que tanto había contemplado en sus entrenamientos hizo que se olvidara del elfo casi enseguida. Y aquel suspiro, aquel suspiro tan espontáneo había hecho que Arleen terminara mordiéndose el labio para callarse.

Se sentó con cuidado, sintiendo que con el movimiento y las cuerdas flojas la parte superior del vestido empezaba a caerse haciendo que su escote casi quedara al descubierto. Lo cierto es que con la luz encendida y la situación, se estaba agobiando un poco aunque realmente lo deseara. Los nervios le atacaron nuevamente y movió una mano con suavidad atenuando la luz, después de eso se acomodó el cabello hacia un lado. Sentía el corazón acelerarse y cuando Sayid le preguntó aquello Arleen sonrió abiertamente. Despacio… Sí, por favor. Pensó para sí misma -Averígualo- Dijo, en vez de lo otro y apoyó sus brazos en la cama, echando un poco hacia atrás su peso, de esa forma el vestido no caería del todo. ¡Debería haber usado uno  en el que pudiera usar brassier!

Sin embargo, Sayid había recorrido su piel de una forma mucho más intensa que la noche de bodas. En él podía ver el deseo que le provocaba y aquello parecía alentar el propio, mientras sus manos y sus labios seguían subiendo ella percibía el calor incrementarse y sus mejillas delataban su nivel de lujuria. Era hipnótico, nunca se había sentido de aquella manera y estaba muy segura de que quería más – Sigue buscando…- Lo instó, clavando sus ojos violetas en los de él, pensando en la dulce sensación de sus labios por todo su cuerpo  -Te queda mucho por recorrer- Se inclinó, cambiando su peso hacia un solo brazo y se llevó la mano a la espalda para terminar de aflojar las cuerdas aunque no se bajó ella el vestido. Apretó levemente las muelas como juntando valor y después lo miró con una sonrisa, apoyó un pie en punta en uno de sus pectorales y acomodó la falda con la mano libre -Tienes que tirarlo del todo, sale por abajo- Le informó pensando en que definitivamente, pese al brassier había elegido una de sus mejores lencerías para aquella noche. Una parte de ella se sentía arrebatadora y la otra se culpaba por sentirse tan sexual. ¿Sería eso lo que se esperaba de ella? No estaba del todo segura, pero el empoderamiento que le ofrecía era adictivo -Hazlo-
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {08.08.20 1:05}

Callé cuando puso su dedo sobre mis labios entendiendo que aquello le daba vergüenza pues una vez más el color de sus mejillas la delataba. Pasamos a la cama y dejé que ella atenuara las luces de la habitación pensando que sería para crear ambiente , le pregunté por las iniciales de la boda y su respuesta me hizo sonreír.

Recorrí su piel con mis labios haciendo que el calor y la excitación creciera, pasé a la segunda pierna al no encontrar nada incitado por ella. Me levanté y apoyé una rodilla en la cama mientras ella cambiaba su posición, puso uno de sus pies en mi pecho y entonces me dijo como quitarle el vestido, me incliné para mirarla a los ojos y  deslicé mi mano a su escote,  fui bajando la prenda lentamente sin dejar de mantener el contacto visual con ella al tiempo que seguía echándome hacia el frente hasta que al final ella se vio obligada a caer en la cama, en ese momento besé sus labios de forma lenta y cariñosa, un beso lleno de ternura, dejé sus labios y di un nuevo beso en su barbilla, después su cuello... todo de forma lenta para poder sentir como se estremecía.

Mis labios bajaron mientras mis manos iban dejando al descubierto cada vez más rincones de su piel en los cuales seguir buscando aquellas iniciales que solo significaban una excusa para poder tenerla, sus pechos pronto quedaron a mi merced y dejé un beso entre ambos, seguí bajando el vestido viendo más partes para mimarlas. Cuando llegué a su cadera me levanté para por fin deshacerme de la prenda y observarla desde una mejor perspectiva -¿te he dicho ya que eres preciosa?- una vez más me incliné pero esta vez fue para acariciar su mejilla.

Después de aquello la tomé en brazos para subirnos ambos a la cama y estar en una posición más cómoda, abrí sus piernas y me acomodé entre las mismas, llevé mis manos hasta uno de los ligueros y lo desaté, deslicé mi mano por su pierna en una caricia para quitarle la media y después repetí el proceso con la otra, del sujetador no tenía que ocuparme así que el trabajo estaba casi hecho por lo que quedaba mi propio pantalón, no sería el único en disfrutar de las vistas.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {08.08.20 12:32}

Al verlo incorporarse, Arleen sintió que el corazón se le paralizaba un poco, tragó en seco y sintió sus dedos acariciar su piel justo antes de coger la tela del vestido para bajarla lentamente, sin embargo, no deslizó su mirada ahí sino que se quedó colgado en sus ojos mientras se inclinaba sobre ella; la morena sentía que algo en su interior vibraba con expectativa y un deseo cada vez más intenso. Los labios de Sayid sobre los suyos le hicieron soltar un gemido bajo, suave y femenino cuando la hicieron suya tan lentamente. Ella subió una mano para acariciarle la piel de la nuca y enredar sus dedos en el cabello de Sayid, deseando que se quedara allí un rato más. Deseaba decirle que fuese lento, despacio, con todo tal cual como lo estaba haciendo porque si bien su lujuria incrementaba también lo hacía su nerviosismo.

Arleen era una mujer bastante segura de su cuerpo y Lucio había tenido razón cuando dijo que no quedaría cicatriz, su piel era impoluta y estaba orgullosa de su figura pero cuando Sayid fue descendiendo sintió cualquier miedo antiguo volver hasta ella. Cerró los ojos y se obligó a disfrutar de las sensaciones, él era suave y besaba su piel con cierto aire de adoración que tranquilizaba el alma nerviosa de la morena mientras se le escapaban pequeños jadeos. Abrió los ojos cuando tuvo que levantar suavemente la cadera para que el vestido desapareciera quedando, finalmente, en la fina lencería que llevaba. No se esperó el halago y no supo cómo reaccionar a eso, sonrió y sus mejillas se incendiaron un poco más aunque por un escaso momento quiso taparse enteramente con la sabana y que volviera a desnudarla.

Se acomodaron en la cama con bastante premura y cuando Sayid se posicionó entre sus piernas a Arleen le dio medio infarto. Le observó cómo, con experticia, le quitaba el liguero y las medias en una caricia que le erizo la piel. Sabía que había muy poco más que hacer más que deshacerse de la ropa de él pero necesito un momento -Sayid…- Dijo en un hilo de voz que pareció más un jadeo y cogió su mano para atraerlo hacia ella, le cogió el rostro entre sus manos para que le mirara y mantuvo su mirada violácea en la de él. Podía sentir su cuerpo bajo el de él de una forma que llegaba a estremecerla, podía sentir su deseo por ella -Sé que te dije que no era virgen…- Tuvo que carraspear para poder sonar un poco más determinada y firme -Pero eso no quiere decir que tenga…experiencia. Fue una vez…e iba… iba muy borracha- Cerró los ojos, profundamente avergonzada, aunque logró exhalar. De pronto, pareció como si se quitaba setecientos kilos de encima  y su pecho volvió a respirar de forma normal y cuando abrió los ojos sonrió con más facilidad, le volvió  a miró a los ojos -Te deseo… Sólo…- Le confesó acariciándole la mejilla, esperando que la comprendiera.

No deseaba arruinar el momento, pero debía decírselo o su mente podría explotar. Acarició su nariz con la propia antes de fundir sus labios con los de él, en un beso profundamente consciente de que estaba entregándose a él por voluntad propia, sin alcohol, sin tradiciones, sin nada de por medio. Le gustaba cómo le besaba, le gustaba sentirlo sobre ella. Sus manos se deslizaron por su espalda, sintiendo que su cuerpo le abrazaba y rozaba cada parte de su ser. Se separó brevemente y respiró agitada -Quiero recordarlo todo- Le dijo con sinceridad antes de besar levemente sus labios sintiendo una necesidad espontánea de restregar su cuerpo contra el de él, movió la cadera contra él soltando un gemido erótico y volviendo a mirarlo pero con más lujuria que la vez anterior. Era mecánica básica. Tendría que quitarle los pantalones. ¿Por qué no se los había quitado antes? Bajo las manos por su espalda para luego intentar meter las manos entre ambos cuerpos y quitarle el pantalón pero no lo logró, la terca de Arleen apretó las muelas y con un movimiento brusco de mano atrajo el estúpido botón del pantalón para dejarlo más suelto y entonces volvió las manos entre la pieza de ropa y sus glúteos, pero también estaba la ropa interior, apretó las manos allí como para mantenerlo en el lugar mientras volvía a mover su cadera hacia él sintiendo su dureza frotarse contra ella en aquel punto divino que le hizo morderse el labio para no soltar aquel evidente jadeo que estaba conteniendo -Prometo arreglártelo- Le dijo respecto al botón porque…Esposa responsable, siempre.
Sayid Ibn Salah
Sayid Ibn Salah
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {20.08.20 1:53}

La voz de la morena endulzó mis oídos con aquel tono que iba entre la suplica y un jadeo, tiró de mi y tal y como quería me acerqué a ella apoyando una mano en la cama para no dejar caer todo mi peso en ella, mis ojos almendraos se clavaron en ella para encontrarse con el color violeta que en ese momento me invitaba a devorarla por completo. Me quedé expectante por lo que iba a decir y levanté una ceja cuando de sus labios salió nuevamente aquella confesión de que no era virgen, carraspeó y cuando por fin lo dijo todo sonreí, levanté una de mis manos para acariciar su rostro con gentileza y no menos cariño apartando un mechón moreno de su rostro mientras ella cerraba los ojos, cuando los volvió a abrir para mirarme la besé al tiempo que ella acariciaba mi mejilla.

Aquel beso iba cargado de sentimientos que no esperaba sentir tan pronto, tal vez nuestra relación si era un capricho del destino y mi primo Halim no era tan idiota como yo pensaba. Las manos de mi esposa se pasearon por mi espalda y cuando por fin dejamos que nuestros labios se separaran hizo una nueva confesión, una a la que no pude resistirme -Haré que no lo olvides nunca- nos besamos una vez más y sentí el deseo de Arleen mientras jadeaba al mismo tiempo que su cuerpo se rozaba contra el mío pidiendo mucho más, sus manos bajaron hasta mis pantalones los cuales ya me quedaban un poco justos con tanto juego, estuve a punto de reírme cuando no pudo con los pantalones y al final de deshizo del botón que salió despedido hacia algún lado -No te preocupes, tengo muchos más-

Dejé que ella se deleitara acariciando mi piel mientras yo empezaba a recorrer la suya una vez más con mis labios, empecé por el cuello y me recreé en sus pechos, los llené de besos y caricias atrapando sus pezones entre los dientes para estimularlos, me quedé en esa zona y con una mano acaricié sus muslos, subí en una caricia hasta llegar a su parte mas íntima aún protegida por aquel minúsculo trozo de tela que llevaba puesto. Deslicé la mano bajo su ropa interior acariciando su parte más sensible y sintiendo la humedad causada por la excitación, todo aquello sin dejar de deleitarme con sus gemidos mientras mis labios seguían jugueteando con ella. Esperé y fui dedicado, paciente, meticuloso, quería que ella fuera la reina de la noche, que se sintiera querida, especial, amada y deseada porque en esos momentos era todo lo que sentía por ella mientras temblaba bajo mi cuerpo. El primer gemido de placer seguido por un estremecimiento me indicaba que había llegado al primer orgasmo de la noche y ese sería mi punto de partida.

Me aparté de ella y lamí mis dedos antes de incorporarme para poder quitarme los pantalones, tiré de una fina cuerda en la ropa interior de la morena y esta se deslizó para ir a para probablemente al suelo de la habitación, lo primero que hice fue rozar mi virilidad contra ella, abriendo boca mientras volvía a besar sus labios como si intentara decirle que se preparara para lo inminente porque no pasó mucho tiempo hasta que por fin nos fundimos el uno con el otro. Entré en ella de forma lenta, siendo recibido y abrazado por su cuerpo, esperé un poco a que se acostumbrara a mi tamaño y cuando me dejó continuar empecé a moverme a un ritmo que poco a poco nos resultara placentero a ambos.

Las horas pasaron inadvertidas para ambos y lo únicos números que me importaban eran los que me indicaban cuantas veces había escuchado a mi mujer gemir de placer entre una postura y otra porque tal y como le había prometido me estaba esforzando para que solo recordara esta primera vez aún así y por más que quisiera mi cuerpo llegaba también a su límite, tomé sus piernas y levanté su cadera llegando tan profundo como podía presa del éxtasis, mi mirada estaba fija en su mirada mientras mi rostro reflejaba la llegada del climax, sentí como aquella sensación me llenaba desde abajo y finalmente gemí de placer.

Cuando estuve satisfecho la luz del alba ya se filtraba por las ventanas, no sabía en que condiciones se encontraba Arleen pero esperaba haber cumplidos con sus expectativas, con la piel desnuda nos abrazamos el uno al otro entrelazando nuestras piernas bajo las sábanas y las mantas, estaba agotado y cerré los ojos con una sonrisa dibujada en el rostro y mi esposa entre mis brazos.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {20.08.20 10:21}

+18:


Última edición por Arleen Royden el 22.08.20 15:26, editado 1 vez
Dados
Dados
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {20.08.20 10:21}

El miembro 'Arleen Royden' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Embarazo' :
The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 PIQxfXM
Contenido patrocinado
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) - Página 2 Empty Re: The first night of all... ~ Sayid Ibn Salah (pasado real) {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.