:
Bienvenido, .

Primavera

Junio 2.042

Trama XI: After the Blackout (trama de transición y exploración)
Últimos temas
Ambientación
AÑO 2.042
Durante siglos sus mundos permanecieron separados, pero eso terminó. El mundo mágico y el humano se encontraron y se desató la guerra, extendiéndose alrededor del mundo sin control. Miedo, odio, ambición...todas ellas armas poderosas. El choque entre la raza humana y la mágica resulta ya imparable. Uno por uno van cayendo, ¿quién será el primero en morder el polvo?
Últimos Temas

Ir abajo
Admin
Admin
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Despacho del Capitán Viejo Draven {07.01.22 20:40}


DESPACHO DEL CAPITÁN GENERAL VIEJO DRAVEN

Zona de oficina:
Despacho del Capitán Viejo Draven C4d72810

Zona de descanso:
Despacho del Capitán Viejo Draven 32d76b10
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {13.01.22 14:36}

Arleen siguió al guardia en silencio hasta que llegaron a la puerta del despacho, tenía una pequeña caja con medicamentos que había ido leyendo de camino hacia el despacho y ya sabía qué iba a darle, luego si que le dejaría dormir y descansar así ella se iría hacia la zona donde…

-Perdona, ¿Sabes dónde se están quedando los magos? ¿Mi familia?- Preguntó y el soldado asintió con suavidad a lo que ella respondió con una sonrisa -Cuando acabe de medicar a vuestro capitán, ¿Podrías llevarme?- Inquirió alzando suavemente las cejas pero el soldado hizo un gesto dubitativo que la hizo sentirse un poco confundida -Puedo llevaros pero no puedo daros acceso. Tiene que acompañaros un capitán o la androide con los protocolos de seguridad- Arleen parpadeó un momento procesando esa información, recordó entonces que me habían solicitado a RENA que solo diera acceso a los capitanes por seguridad- Oh…- Se humedeció los labios y luego le miró de forma incómoda -¿Y sabes dónde está RENA?- El soldado asintió informándole que estaba en el taller de tecnología de momento porque había resultado dañada después de la intrusión. Arleen esperaba que no olvidase sus protocolos. Está vez el soldado le dio las indicaciones y la morena asintió -De acuerdo, gracias-

Después lo vio retirarse y Arleen tomó una larga inspiración antes de tocar la puerta del despacho de Gelion armándose de valor para hacerle tragar las pastillas, como si tenía que… eh… no sabía muy bien cómo obligar a la gente a comer algo pero podría idearlo. Quizás sí.. le amenazaba. No, sabría que no iría en serio. La conocía lo suficiente para saber que no agredería a un paciente. Hizo una mueca. ¿Chantaje? Si...no se las tomaba no… iba a dejarlo en paz. ¡No iba a dejarlo dormir! Excelente. La idea le hizo sonreír con orgullo y espero a que el energúmeno de Gelion le abriera la puerta.
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {29.01.22 18:22}

No era estúpido aunque a veces lo pareciese, simplemente era orgulloso. Por eso cuando llegué a mi despacho ,que aún estaba lleno de cajas y trastos de los que ocuparme, y tras bloquear la puerta pasé directamente a la habitación conectada a él que me había agenciado.

Antiguamente era un archivo, así que no tenía el mejor de los aspectos. Poca luz y paredes que necesitaban una buena mano de pintura era lo predominante en su descripción, además de más cajas, pocas eso sí, con objetos personales.

Había tirado de algún mueble que otro de antiguos despachos de los ministros y eso sí, una buena cama también agenciada de alguno de ellos. Pasé al baño, pequeño, minúsculo pero esta vez si que se podía apreciar que era una nueva obra. Ser Capitán tenía que tener sus ventajas y había decidido que una de las pocas sería no compartir aseo con otros soldados.

Abrí el espejito de baño y saqué un pequeño frasco con medicina, uno de los muchos que tenía debido a los dolores que me causaba la pierna y el cuello. Tomé un par de las pastillas y volví a cerrarlo pasando directamente a ducharme.

No era un gran entendido pero a pesar de casi tener la absoluta certeza de que una ducha caliente no podía ser bueno para la fiebre la tomé, al menos sería agradable en el momento para mis doloridos músculos. Una vez finalizada y tras secarme me puse el pijama. Por fin iba a dormir.

Miraba empanado la cama mientras me frotaba el pelo con la toalla, odiaba dormir con el pelo mojado. Pensé que tal vez debería cortármelo, así no tardaría tanto en secarse. En esas estaba cuando llamaron a la puerta del despacho.

Instantáneamente mi mirada se desvió a la puerta con el ceño fruncido. Joder, había apagado la puta radio. ¿Había pasado algo? No vendrían a buscarme por una gilipollez cualquiera ¿verdad?. Gruñí por lo bajo y fui hacia la puerta, con la piel colorada por la ducha aún. Desbloqueé el pestillo y abrí para encontrarme allí a la...¿la doctora?.

Arqueé una ceja y dejé de frotar el pelo con la toalla. ¿Podía ser más pesada? ¿En serio se había tomado al pie de la letra mi ironía? Alguien debería enseñarle a leer entre líneas. Como la línea que dibuja la luz que entra por la ventana y cruza su cuello hacia el pecho. ¿Estoy torciendo la cabeza mientras le miro el pecho? Fruncí el ceño. Sí, las pastillas aún no habían hecho efecto y mi línea de pensamiento no era muy cuerda.

Desvié la mirada al techo inspirando fuertemente, cansado. -Si tenéis algún problema en la sala asignada puedes consultarlo con Thalos. El es el encargado de asuntos mágicos.-Murmuré antes de tensar la espalda crujiéndola.-Y de todos los asuntos de la base en este momento.-Solté antes de mirar a la doctora de nuevo dejando caer la mano con la toalla para relajar la postura pero con gesto serio.

Pero claro, seguro que pretendía que me tomase las putas pastillas que ya me había tomado. Solté aire de nuevo en una especie de suspiro desviando la mirada a la puerta que aún sujetaba con la mano. Podría cerrársela en la cara. Sería gracioso ver su cara, pero si cierro la puerta no podré ver su cara y... El letrero de la puerta se cruzó por medio. Por lo visto Thalos había visto su placa especialmente dedicada y me había devuelto el favor...que hijo de mil brujas. Casi esbocé una sonrisa, por un segundo, porque eso me había parecido gracioso, y me había desviado del tema a decir verdad.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {29.01.22 22:55}

Estaba a punto de tocar de nuevo cuando la puerta se abrió y lo observó recién bañado, aún así el tono de su piel le resultaba alarmante. Sin duda, la fiebre le había subido. Estaba colorado, le recorrió la cara una vez más con un deje preocupado y alzó la mano para corregirle un mechón de pelo pero la detuvo de camino a su rostro al darse cuenta que se había quedado…Mirando algo pero supuso que eran las pastillas ¿Las odiaba? ¿le tenía alergia? -¿Gelion?- Maldijo interiormente pensando que no debería haberle tuteado.

-No tengo ningún problema, el problema lo tienes tú. Usted. Sí- Se corrigió en medio de la frase con toda la “tranquilidad” del mundo. Bajó la mano y se la llevó a la cintura con un gesto contrariado cuando se tronó la espalda de esa manera pero supuso que…le seguía molestando y era su forma automática de intentar sentirse mejor. ¿Cómo es que podían instalarle una pierna pero no arreglarle la espalda? Definitivamente, necesitaba aprender más de esa tecnología.

Miró hacia la puerta cuando él la miró y realmente le pareció que no se encontraba nada bien. Volvió a mover la mano para ponerla sobre su pecho y empujarle hacia dentro, no sin antes mirar lo que él estaba observando que le relajó el gesto. Oh, qué peculiar manera de llamarlo gruñón  -Te he traído lo que necesitas, aparte de dormir. Es más, ni siquiera es mágico- Le dijo con rintintin -Todo de tu enfermería…Vuestra enfermería. Me han dado las indicaciones sobre la cantidad y las horas que debes tomártelas así que vamos a empezar- Le soltó como si fuera a darle una lección de historia y miró alrededor un sitio donde pudiera colocarlas.

Cuántas cajas…y el lugar distaba de lo prolijo que era el ambiente de la enfermería. Arleen frunció el ceño y algo dentro de ella se removió: Unas ganas locas de organizar aquel despacho de la misma forma que organizaba los diseños de Giordano o la casa de Gelion cuando acabaron en Londres. Pero se contuvo, primero lo urgente: Su salud.

Sacó un pañuelo de su bolso y limpió una superficie del escritorio antes de poner la caja de las pastillas -Para la fiebre me han dicho que paracetamol, sobre todo si es un resfriado común pero luego les mencioné que tienes la manía… Tiene la manía- Se mordió la lengua un momento a ver si podía controlar el tema del tuteo, esperó un momento y siguió -De crujirse la espalda y el cuello, por lo que sospecho que tienes que tener alguna inflamación. Y me dijeron que el ibuprofeno puede ayudarte, pero que no se pueden tomar juntos. Entonces…- Suspiró mirando los prospectos con determinación para volver a reorganizar su mente sobre aquel tipo de medicina muggle… Argh. Se quedó en silencio mientras leía, terminando por apoyarse y sentarse en el borde del escritorio mientras ojeaba el prospecto.

La verdad…- Eh…- Frunció el ceño y dejó ese prospecto para tomar el otro -Lo mejor será que…- No quería parecer estúpida pero bueno - Si tengo vuestro permiso, que os tomeis el paracetamol y ahora os hago una curación que os ayudará con el tema de la espalda. Y mañana otra y luego probablemente los sintomas se habrán ido y podras tomarte el ibuprofeno para el dolor, porque…- Ella no  iba a estar, o eso creía al menos. Tensó los labios al sentir cómo su ritmo cardíaco se aceleraba al pensar que el futuro realmente era brutalmente incierto. Finalmente dejó el prospecto y alzó la cara para observarlo, quitándose un bucle de pelo del rostro -¿Tengo autorización?-
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {30.01.22 0:53}

Seguía empanado mirando la puerta, aquel letrero que me había hecho gracia tal vez por la fiebre cuando sentí la mano fría de la doctora a través de la camiseta. Por la fiebre también. Fruncí el ceño contrariado apartando la vista de la puerta mientras caminaba hacia atrás sin apenas darme cuenta.

Para cuando caí en la cuenta Arleen ya estaba dentro del despacho. La miré sin entender mucho lo que estaba pasando y empujé la puerta dejando que se cerrase de golpe mientras la seguía con la mirada y por mi parte volvía a frotar con la toalla mi pelo. Oh, claro... las pastillas. Si, es verdad...se lo había tomado al pie de la letra.

Entorné los ojos mientras hablaba y hablaba y hablaba sin cesar. Hice un gesto bastante indignado incluso parando de frotar mi pelo cuando sacó un pañuelo y limpió el mueble como si tuviese la peste o algo así ¿me estaba llamando guarro? Gruñí por lo bajo. Mis habilidades comunicativas no estaban en su mejor momento. Apreté los labios desviando la mirada mientras seguía con mi tarea del pelo. Maldito pelo ¿por qué nunca se secaba cuando lo necesitaba?

Empecé a moverme por el despacho mientras hablaba y hablaba, incluso tomándome la libertad de imitarla de forma muda cuando estaba de espaldas a ella. Joder. No se callaba. Además, ya estaba intentando otra vez ser Doña modales, con su tratamiento de usted pijo. Podría decirle que me había tomado las pastillas y se marcharía ¿verdad? Sí, eso era un buen plan definitivamente. Aunque se había quedado callada ¿le había dado un derrame o algo así?

Me giré para mirar justo en el momento en el que se sentaba en el escritorio. Mal momento, mi mente volvió a otro escritorio en el que había acabado sentada. Me paré en seco mientras repasaba aquello en mi mente y de paso me inventaba unas cuantas cosas más. Inspiré profundamente mientras ella titubeaba. A decir verdad estaba escuchando a medias esa conversación porque en mi cabeza la escena se llenaba de otro tipo de sonidos mucho más satisfactorios.

Tragué saliva inconscientemente y cuando preguntó tal vez fruto de la fiebre, de nuevo, me acerqué a ella. Coloqué la toalla en mi hombro y sin más, acabé plantando ambas manos en mi escritorio dejando su cuerpo en medio, acercándome para intimidarla. Y nuevamente mi mente voló a un plano en el que el escritorio acababa hecho un desastre mayor de lo que era ahora.

Tardé en contestar, manteniendo fija la mirada en ella pero por suerte aún no había perdido la puta cabeza. Sonreí un momento con los ojos brillantes por la fiebre y el calor en el cuerpo por otras razones. Pero instantáneamente volví a la seriedad.-No.-Solté secamente manteniendo la mirada, casi como un reto para ella o tal vez para mi mismo.

Volví a esbozar una mueca parecida a una sonrisa y empujé la mesa lo suficiente como para separarme y caminé hacia la habitación. Froté una última vez mi pelo con la toalla y la lancé por ahí antes de sentarme en la cama y cerrar los ojos suspirando.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {30.01.22 14:49}

Esperó pacientemente a que la información calara en Gelion porque quizás no le apetecía nada mágico y prefería quedarse con el paracetamol. Cuando empezó a acercarse le sonrió amablemente pensando que había ganado la partida y que venía con ella a buscar las pastillas y darle espacio para sanarle pero…

Arleen se mantuvo mirándolo mientras se echaba un poco hacia atrás no sólo por la forma en la que la miraba, con aquellos ojos tan característicos de la fiebre, sino por cómo su cuerpo estaba ante ella y el silencio que se alargaba entre ambos. La cercanía le recordó otro momento en el que…Había actuado guiada por instinto. Su mirada se desvió a los labios de Gelion mientras sentía que las mejillas empezaban a arderle,  calor que fue deslizándose por todo su cuerpo hasta acabar entre sus piernas, que apretó por pura inercia.  Olía tan bien...Recién bañado, limpio. Apretó los labios con tensión.

Alzó los ojos hacia él con cierto titubeo porque no sabía muy bien cómo reaccionar o porqué demonios reaccionaba así. Tal vez el empecinamiento de alejarse de él tenía que ver también con esa sensación de atracción que tenía y la culpabilidad de haberle besado en un momento en el que estaba casada con otro. Pero ahora… Las posibilidades eran infinitas.

La negativa le llegó de imprevisto y le costó entender a qué se refería. ¿Había percibido lo que había sentido? ¿Por eso había sonreído? No, no podía ser. Eso era una locura. Parpadeó varias veces cuando lo vio alejarse y se maldijo a sí misma. Estupefacta bajo la vista hacia las pastillas y cayó en cuenta de lo que le había preguntado. No tenía nada que ver con ella porque, por supuesto… ¿Por qué Gelion iba a querer nada con una bruja? No…

Se reenfocó en lo que tenía que hacer y tragó lentamente, incorporándose para arreglar su falda y olvidarse de las tonterías. Era su paciente. Cogió la pistola rara que le habían dado y siguió los pasos del capitán sin entretenerse, aprovechó que tenía los ojos cerrados y apuntó la cosa esa a su frente mientras apretaba el botón. No tardó en darle resultados. Temperatura: 40º. Arleen se asustó al comprobar que tenía razón. Dejó la pistola por ahí y dio la vuelta hasta ponerse al pie de la cama y sacó las sábanas de cuajo para que no se arropara, tras eso miró alrededor buscando una ventana, al ubicarla la abrió para que corriera el aire y finalmente se acercó a él por los pies y cogió el pijama para empezar a tirar del pantalón con premura y desvestirlo -Eres un crío- Le espetó -Quítate la camiseta, la fiebre que tienes puede seguir subiendo y acabarás convulsionando como un estúpido cabezota- Sí, al ver la temperatura se había asustado y también preocupado por lo que su filtro de palabras “groseras” quedó olvidado.

-Si no te la quitas ahora mismo, voy a ir por un balde de agua y te lo voy a echar encima, voy a mojar toda tu cama y no vas a poder dormir ¡NADA!- Le dijo tirando con más fuerza de los pantalones -Y te vas a tragar las pastillas como que me llamo Arleen Royden-
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {30.01.22 20:40}

El pitido de algo me mosqueó lo suficiente como para abrir los ojos y perder ese momento de paz y satisfacción que había conseguido durante unos escasos segundos. Giré el rostro cuando ante el sonido del tirón de sábanas y sentir como se deslizaban debajo de mi.

¿En serio? Miré hacia la puerta a mi espalda por un momento antes de volver a buscar a la doctora con la mirada pero no estaba a los pies de la cama. Brujería. Pensé por un momento, dejando que la voz de mi anciana madre se colase en mi cabeza. Pero poco tardé en percatarme de donde se encontraba Arleen.

Sentí el tirón y la encontré ahí, intentando quitarme los pantalones.-¿Qué coño...-Agarré la prenda tirando hacia arriba pero solté frotando mi rostro con desesperación cuando empezó a hablar de nuevo de la fiebre. Resoplé.-¡No! No voy a quitarme una mierda!-Repliqué como si aquello fuese una puta locura. Además, tenía frío. Y no tenía por qué seguir órdenes de nadie, menos de ella.

Joder que frío. Miré a la ventana, que estaba abierta ¿Por qué estaba abierta?¿la había abierto yo?¿Había usado magia? Tengo que poner un bloqueador en la habitación para esta mierda. -¿Queréis todos dejarme dormir de una puta vez?!-¡No era tan difícil! Entorné los ojos frustrado y volví a mirar a Arleen.

Ella empezó a soltar una amenaza, que mi mente enferma por su parte se encargó de transformar en una sugerencia nada amenazante, así que simplemente arqueé una ceja. Después sonreí de medio lado porque oye...la otra vez estaba borracha como una cuba y si estaba tan desesperada como para que le valiese un tipo que iba a rendir penosamente me daba igual, ella vería. Encogí un hombro.-Si, insistes...-Llevé las manos a mi espalda por encima de mi cabeza para tirar de la camiseta.

Lo del tirón del pantalón debió resultarle fácil porque por mi parte ayudé a que bajase, el pantalón y todo lo demás-No, no...no vuelvas a cambiar de tema.-Negué inclinándome un poco hacia ella.-No estamos hablando de pastillas ahora.-Solté visiblemente ido negando a la par con la mano. A mi que no me jodiese, que me estaba pidiendo sexo y ahora me salía con lo de las pastillas.-Pero debería decirte que no has elegido mi mejor momento para pedirme tema, Doc. -Me autoseñalé y me puse en plan confidencial incluso susurrando un poco.-Me da que no voy a aguantar mucho porque como te he dicho necesito puto dormir.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {30.01.22 21:54}

-¡Gelion!- Le espetó, aún sin gritar, pero con indignación al ver que se cogía los pantalones y no terminaba de soltarlos para ella bajárselos. Aquel forcejeo tampoco iba a ayudar, en nada, a su temperatura y se preguntó en qué parte de aquel despacho habría una tijera para rompérselos directamente. Volvió la mirada hacia él cuando preguntó si le podían dejar dormir -¡Cuando se te baje la fiebre! ¡HAZME CASO!- Esta vez si le gritó porque parecía que era la única manera que le oyera por encima de sus tonterías.

De pronto sonrió y Arleen frunció el ceño pero entonces colaboró y ella soltó un suspiro de tranquilidad, mientras tiraba del pantalón y salía todo. Lo dejó encima de las sábanas, ya se encargaría de doblarlo después. Alzó la vista hacia él cuando habló de cambiar el tema -¿De qué hablas?- ¿Cómo que cambiar el tema? Ella seguía hablando de su fiebre, de su enfermedad, sea lo que fuere y cómo estaba afectándole. Es que tenía que ser tonto para no verlo.

-¿Cómo que no?- Le preguntó cuando se inclinó hacia ella mirando de nuevo aquellos ojos vidriosos con preocupación. Quizás lo del balde de agua debía hacerlo igual. O no, una toalla húmeda podía servirle. Sería una mejor opción, aunque la odiara. De pronto soltó aquello de “pedirle tema” y Arleen arqueó las cejas con sorpresa, sintiendo cómo las mejillas se le encendían de nuevo. El susurro no ayudó para nada porque la mujer seguía estupefacta por razones varias: El hecho de que creyera que le había pedido eso, el hecho de que aceptara hacerlo y la horrorosa atracción que en ese instante estaba carcomiéndola por dentro.

Pero no, ella tenía una formación mucho más profesional que simplemente dejarse tentar por las mieles del placer por encima de la salud de un paciente -Gelion- Le cogió la cara con las manos -Voy un momento al baño y vuelvo. Acuéstate- Bajó la vista a sus labios titubeando un instante pero…No, no. ¿Y si se enfermaba ella? Se alejó de la cama para buscar una palangana, un balde,lo que fuese y una toalla. Dejó el envase llenándose de agua y fue por las pastillas que escondió en su bolso antes de ir al baño a por lo demás.

Si Gelion quería creer que aquello iba a suceder pues… Lo dejaría. Quizás así se volvía más dócil y le hacía caso -Volví- Le dijo con una sonrisa sentándose a un lado de la cama y siendo plenamente consciente, en ese momento, de que estaba como había venido al mundo. Carraspeó un poco  y se obligó a mantener la mirada arriba. Era natural, el cuerpo humano era natural y, además, tampoco era la primera vez que veía a un hombre desnudo. No, no iba a dejar que le afectara  -Te vas a tomar las pastillas y luego procedemos…¿Vale?- Intentó mantener la sonrisa mientras buscaba el paracetamol y sacaba una de las píldoras, mostrándosela y acercándosela a la boca para que la tomara.
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {31.01.22 14:04}

-Arleeen-Respondí susurrando y con voz como de drogado a modo de acto reflejo, como si la cosa fuese de decir nuestros nombres o algo así. Ella parecía estresada, sería por eso por lo que me estaba pidiendo lo que me estaba pidiendo. A decir verdad no me lo esperaba de ella pero oye...yo imbécil no era y mi límite de hacer las cosas de un modo más correcto no se veía traspasado por su embriaguez esta vez.

-No, tu eres la que hablas-Señalé a la mujer con un dedo y después entrecerré los ojos negando, sin entender.-¿Como que no, qué?-Mostré las palmas de mis manos en un gesto de duda. ¿ahora no quería? ¿y entonces para que me manda desvestirme y dice lo de mojar la cama y... ¿estaba otra vez con sus movidas de ser perfecta? no tenía que ser perfecta, no aquí, no conmigo.

Y en esas estaba desvariando cuando volvió a llamarme. La busqué con la mirada de nuevo y de pronto mi cara se vio atrapada entre sus manos. Arqueé una ceja y la seguí con la mirada.-No hace falta que...-¿Para qué iba al baño? No entendía una mierda. Estiré mi espalda crujiéndola y subí mis pies a la cama, arrastrándome hacia el interior pero sin tumbarme. ¡No iba a hacer lo que ella me mandase! Así que me quedé sentado con las piernas dobladas.

Apenas me había colocado cuando llegó, joder...se movía muy rápido o yo muy lento.-Aham...-Asentí a lo de que había vuelto, parecía estúpido pero de verdad que estaba bastante perdido. Entorné los ojos al escuchar lo de las malditas pastillas otra vez. ¿Y si me estaba intentando drogar para...¿para qué? No tendría sentido, ¿verdad?.

La observaba con cierta sospecha, sin apartar la mirada de sus ojos, mientras abría la boca lentamente dejando que metiese la pastilla. Cerré los labios apretándolos. Y sin más,  rodeé su cintura con mi brazo para tirar de ella y que se metiese en la cama del todo pegándola a mi de paso.

Sonreí de medio lado con los labios aún apretados antes de incorporarme un poco para girarnos, dejándola debajo de mi sujetando con la mano por su espalda para que no se tumbase del todo aún. Bajé la mirada acompañando el movimiento de mi otra mano que se dedicaba a deslizar la tela del vestido de su hombro. Tomé aire y se escapó un gruñido desde mi garganta mientras deslizaba el dedo por la línea de la tela hacia el pecho.

En ese instante alcé la vista de nuevo a ella a la par que mi mano libre cambió de rumbo y planté toda la palma en su muslo recorriéndolo hacia arriba. ¿Liguero? Arqueé una ceja. Tampoco me esperaba eso, no era una pieza de ropa propia de una pija pulcra y recta. Lo mismo para los magos si. Busqué el clip para desengancharlo porque me iba a molestar para lo que iba a hacer. Joder, que sueño.

Una vez hecho eso la mano ascendió, rozando la cara interna del muslo hasta llegar al límite de otra tela. Sonreí ahora despegando los labios, una sonrisa que mostraba impaciencia, deseo, juego tal vez pero también la puta pastilla que no me iba a tragar ni de coña porque no me salía de los huevos. Ahí, entre los dientes, la moví con la lengua hacia el borde de mis labios antes de girar el rostro y escupirla a un lado.

Se escuchó como salió proyectada e impactó contra alguna de las paredes o el suelo y volví a mirar a la doctora.-No soy gilipollas, me he tomado algo en cuanto he llegado aquí.-Confesé acercándome después hacia ella y empujando su espalda a la vez para acercarla de un tirón. Hundí mi rostro en su cuello mordisqueándolo  unas cuentas veces antes de apartarlo de ahí para mirarla.

Los dedos de la mano que estaba al sur se apretaron en la carne y le hice un gesto con el mentón, como preguntando.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {31.01.22 17:39}

Por favor, si Aldaron estuviera allí en ese momento tendría anécdotas para joderla toda la vida. Gelion seguía hablándole como si perdiera el hilo de la conversación y a la sanadora empezaba a preocuparle su estado de salud mental. La fiebre estaba afectándole mucho.  Por eso se movió rápido para intentar bajar su temperatura y cuando volvió para darle la pastilla parecía dudoso de tomarla -Vamos… Es medicina humana, no puedes quejarte. Ni siquiera es una poción- Murmuró para que dejara de verle de esa manera tan mezquina.

Lo que no se esperó es que actuara tan rápido y la dejara lejos de la palangana de agua con la que pretendía enfriar la situación. Arleen intentó no perder el control de la situación pese a que estaba bajo un paciente desnudo con una malinterpretación clara de sus intenciones mientras, por dentro, se moría por cumplir cada una de esas malinterpretaciones al pie de la letra. Carraspeó un poco para buscar su voz -Gelion…- Cerró los ojos, quizás si no lo miraba mucho podía volver a poner su mente en orden. Aún así era tan consciente de cada parte de su cuerpo que rozaba con la de él, de la suavidad con la que estaba deslizando la tela del vestido para dejar descubierta su piel que le costó centrarse en otra cosa que no fuese el calor que la estaba invadiendo con tanta rapidez.

No era la primera vez que deslizaba sus dedos por su pecho, por un instante recordó cómo lo había hecho hace meses atrás cuando trazaba la cicatriz que portaba gracias a SAM. Al oírlo gruñir, la sanadora tragó en seco y abrió los ojos para mirarlo. Alzó las manos suavemente hacia los hombros de él para que alzara la cara y mirarle -Tienes mucha fiebre- Le recordó en un tono casi de súplica para que entendiera que lo que quería hacer, y en el fondo ella también, era peligroso.

De pronto, ese gesto de arquear la ceja hizo que frunciera el ceño -¿Qué?- Sabía perfectamente lo que estaba tocando y no le parecía algo ilegal utilizar lencería bajo la ropa. Nadie se lo esperaba y era el secreto de su rebeldía contra el férreo control de su madre con su estilo de ropa. Aquello, sin duda, estaba saliéndose de control pero Arleen ya no estaba demasiado segura de si quería pararlo o no. La adrenalina que sentía recorriendo su cuerpo y cómo cada avance de Gelion por su piel sólo acrecentaba su deseo, le jugaban muy en contra. Su respiración era superficial y sabía perfectamente que el sonrojo de sus mejillas nada tenía que ver con la vergüenza… Pero cuando le sonrió…

Y vio la pastilla, pensó que otra vez estaba provocándola como en el escritorio. La morena alzó una mano para llevársela a la boca y presionar la pastilla pero la escupió antes de que ella pudiera hacer algo -Estás co…- Entonces le soltó aquello de que había tomado algo cuando fue allí. Arleen tardó apenas un momento en procesar eso y entonces se relajó, soltó un suspiro de tranquilidad mientras Gelion la movía y se acercaba a ella. Cerró los ojos, disfrutando de la forma en la que mordía su cuello antes de mover sus manos por los brazos de él, subiendo hasta su nuca y de allí a su cabeza -Habérmelo dicho antes- Murmuró mientras se concentraba en canalizar su magia de sanación hacia los músculos de su cuerpo, empezando desde la base de la cabeza.

Al sentirlo alejarse, le recorrió el rostro con la mirada a sabiendas de que la fiebre seguía allí y que debía enfocarse en ello pero no pudo controlar la forma en la que su cuerpo respondió a esa pregunta silenciosa. Esperaba que no sintiera la realidad de su deseo. Se arqueó contra él y sus dedos se cerraron  en su cabello un instante, antes de darse cuenta de lo que estaba haciendo, entonces lo soltó con suavidad y descendió sus dedos con aquella energía mágica a su nuca buscando relajar y sanar aquellos músculos que estaban agarrotados y que siempre le traían dolor, molestia y esas irremediables ganas de crujir los huesos. Se pidió a sí misma centrarse, sí… Pero también quería besarlo, que la desnudara y que explorara todo su cuerpo hasta calmar su lujuria.

Pero era un paciente y estaba ardiendo de fiebre. No, no podía. Cerró los ojos un momento, como reorganizándose, y empujó la cabeza de Gelion hacia su pecho -Duerme…- Miró hacia el techo tratando de enfocarse en algún punto mientras movía los dedos hacia la espalda y mantenía su magia sanadora en él -Te prefiero en tu mejor condición- Dudaba que fuera a acordarse de nada de eso y del profundo error que cometería al meterse en la cama con una bruja.
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {31.01.22 21:12}

Asentí a su afirmación sobre la fiebre mientras estaba perdido observando la piel de la parte del pecho que quedaba a la vista pero sin hacer mucho caso de lo que quería decirle en realidad. Estaba a otra cosa, en ese momento. La fiebre bajaría en algún momento.

Más tarde negué cuando frunció el ceño y preguntó. No iba a hacer ningún comentario sobre su elección respecto a su estilo de ropa interior y lo poco que me cuadraba en ella. Incluso ignoré el hecho de que había intentado evitar que escupiese la pastilla. Era bastante cabezota pero a eso no me ganaba nadie.

Con la fiebre ni me di cuenta de que había empezado a usar su puta magia, algo que me hubiese cabreado en ese momento. Aunque sí, que sentí el cuello menos tenso, más ligero.-Lo he hecho.-Solté muy seguro respecto a decirle lo de las pastillas. Lo había hecho nada más empezar a hablar del tema, estaba segurísimo de ello.

Entrecerré los ojos inspeccionando su rostro mientras esperaba su respuesta aunque suponía que si ella me lo había pedido pues sería un sí y por su rostro era un sí, y a juzgar por la reacción de su piel era definitivamente un sí. ¿verdad? Pero la pista definitiva la dio cuando se arqueó contra mi y agarró mi pelo.

Eso era un sí como que me llamaba Gelion, así que mi mano se aventuró bajo la ropa mientras notaba como mi cuerpo se relajaba extrañamente porque por otro lado estaba bastante tenso e impaciente. Iba a besar a Arleen pero ella me empujó contra su pecho por lo que fruncí el ceño extrañado. Joder, eso no me lo esperaba. Aún así, giré el rostro hacia su cuerpo.-Luego.-Murmuré, entre febril, moribundamente dormido y jodidamente cachondo¡¿por qué?! ¡Era frustrante!

Intenté centrarme un poco más, a pesar de que me estaba entrando mucho sueño y me sentía muy muy relajado. No pude contener las ganas de darle otro mordisco esta vez en su pecho mientras mi mano se encargaba de explorar los rincones debajo de su ropa interior, con suavidad pero indagando poco a poco.-¿Qué?-Pregunté sin haber entendido lo último muy bien alzando la vista hacia su rostro pero sin apartarme de su pecho.

Medio cerré los ojos negando. ¡Que no joder!¡Que puedo hacerlo! Pensé pero la mano que sujetaba su espalda se estaba aflojando poco a poco y no había sido ni capaz de contestar. Me sentía tan relajado...tan...

Y de golpe la mano se aflojó del todo y mi cuerpo fue hacia delante cayendo en la cama de golpe con Arleen debajo de él. El sueño era tan profundo y repentino que ni me había percatado para no...bueno aplastar a la doctora y caer rendido con la mano dentro de sus bragas y su pecho prácticamente en mi boca.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {31.01.22 22:58}

Arleen negó con la cabeza -No, no lo has hecho- Y su mente intentó buscar entre los minutos que habían estado juntos para saber si quién había cometido el error había sido ella, pero no, no… no le había dicho nada. Sino aquello… no hubiese terminado así, con ella bajo su cuerpo desnudo estando a merced de sus gestos que le robaron nuevamente un suspiro.

No podía ni siquiera recordar la última vez que había estado con alguien, tampoco quería, se había concentrado en aliviarse sola pero… Así, con él… era tan placentero que sus manos descendiendo por su columna dejaron de moverse de forma mecánica y técnica para convertirse en una caricia con su magia. Estaba perdiendo la batalla de moralidad que tenía dentro de sí misma. Lo sabía y debía intentar resistirse cuanto menos… por su profesionalidad.

El mordisco repentino de Gelion le robó un gemido de sorpresa y dolor, haciendo que bajara la vista hacia él con el ceño fruncido -Que… - ¿Qué era lo que le estaba diciendo? Al observar su rostro recordó entonces la realidad de porque estaba allí. Estaba enfermo...tenía fiebre. Ese calor que desprendía su cuerpo nada tenía que ver con lujuria o deseo, menos por una bruja. Guardó silencio y subió las manos hasta el centro de su espalda, abrazándolo porque sabía que esa pérdida de fuerza en la forma en la que le agarraba era la antesala a caer en un profundo sueño. Estaba frustrada pero… contenta. Era extraño.

Y en efecto, apenas un momento después sintió el peso de Gelion casi aplastarla al caer de golpe en la cama robándole el aire. Él laxo y relajado, ella sin embargo estaba tensa, caliente y desubicada. Cerró los ojos un momento, intentando calmar su mente y su cuerpo sin dejar de canalizar magia hacia él y odiándose por dentro, por ese estúpido código moral. Pero no, no iba a aprovecharse de una situación así y menos con él, que detestaba a las brujas. No.

Se quedó un momento allí abrazándolo y cuando sintió su respiración más acompasada movió una de sus manos para sacar su brazo de debajo de su falda. Tras eso acomodó el cuerpo de Gelion para girarlo y acomodarlo en la cama. Aún tenía fiebre. Sí, tenía que atender la calentura de ambos pero la de él era más importante. Se tomó un momento para quitarle el pelo de la cara y observarlo, con sentimientos encontrados, pero aquello duro poco. Tenía trabajo que hacer. Salió de la cama, acomodándose toda la ropa en su lugar y fue a por la palangana y las toallas, puso una para cubrir sus partes y tomó otra para mojarla y ponerla sobre su frente.

La dejaría allí mientras iba al baño y se veía en el espejo, viendo entonces no sólo la marca en su pecho sino los leves mordiscos en su cuello. Negó con la cabeza. Un error, había estado a punto de cometer otro error. Se cogió el pelo para hacerse una trenza y ponerla sobre las marcas, se terminó de acomodar el vestido y se puso bien las medias. Tras eso fue hasta la cama de nuevo y le cambió la toalla por otra más fresca. Se quedó allí un rato al menos hasta que lo sintió un poco más estable y que le sirvió a ella misma para controlar su propia agitación que ahora, sin la presencia de Gelion, su mente empezaba a divagar sobre lo que estaría ocurriendo en la isla. Al menos aquí, había sido útil. En parte. Tras eso recogió todo y buscó papel y lápiz para dejarle una nota sencilla.

"No sé qué tomaste pero el prospecto dice que si es de 1 gramo es cada 12 horas y si es de 600mg cada 8. Cuídate
Arleen"

Finalmente lo dejó en su habitación, bajando un poco la ventana, y cerrando la puerta de esta y del despacho. Se fue entonces a buscar a RENA para ver a su familia
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {19.06.22 9:45}

Avanzaron por los pasillos que ya le resultaban familiares. Estaba distrayéndose al hacer un mapa mental de la base y autocuestionándose hacia donde se dirigía cada pasillo que cruzaban. Tenía bien ubicado el despacho de Thalos, no tanto el de Gelion pero estaba claro que se dirigían allí. Se obligó a centrarse en su autoexamen para no dejar que ningún recuerdo turbio ocupará su mente.

Finalmente llegaron y entraron, Arleen pasó sin decir ni pío porque conociéndolos quizás pensaba que le estaba insultando y llamándole gallina. Aquel pensamiento le robó una ligera sonrisa que corrigió casi inmediatamente para centrarse en lo que había venido a hacer.

Una vez en medio del despacho, sacó de su cartera mágica dos carpetas. La primera tenía tres documentos, o mejor dicho uno solo copiado tres veces, en el que se reflejaba lo que ella consideraba un contrato y, por ende, un compromiso legal que dejaba entrever los detalles de la oferta que le había hecho Gelion. Le parecía lo más correcto tener un apoyo legal sobre su estadía allí y lo que se esperaba de ella, así como lo que ella esperaba obtener.

Se acercó al capitán y le extendió la carpeta -He decidido tomar vuestra oferta… pero creo que es necesario tomar medidas legales, al menos un contrato entre ambas partes- movió la carpeta con suavidad para instarlo a tomarla -Pedí hablar con los dos porque además de que habéis sido vos quién dio la oferta también os encargáis del tema de los androides y es, precisamente, una de las áreas donde quiero mejorar mi formación de cara al servicio que prestaremos en el hospital- Defendió su posición con total naturalidad.

-Y lo demás… ¿Recuerdas ese día? ¿Qué dije que tenía una reunión?- Asintió y cruzo los brazos lentamente. El tema seguía pareciéndole complicado y se le notaba en el lenguaje corporal y su tono -Me han ofrecido financiación para el hospital. Sobre todo enfocado al área de maternidad. Dije que… tenía que evaluarlo porque... - Había desviado la mirada hacia algún punto de la oficina y guardó silencio un momento -Es la descendiente Le Fay- Supuso que eso no le diría nada así que añadió -Reina de Ávalon y esposa de Wthyr Pendragon- Hizo énfasis en el apellido antes de volver la mirada hacia él, creyó que eso le daría más información. - La descendiente está embarazada y no tiene un sitio donde dar a luz porque el hospital de Ouroboros está comprometido por… un árbol mágico…asesino- Resumió en palabras simples para el muggle (?).
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {19.06.22 19:39}

El camino hacia el despacho fue en silencio, había dado una vuelta algo más larga de lo habitual porque en un primer momento había pensado ir directamente al despacho de Thalos para esperarle allí, pero después mi cabeza pensó que tal vez no tenía sentido o que simplemente era una excusa para no llevarla al mío. Y eso era estúpido, porque no había ninguna razón para no usar mi puto despacho. Ninguna.

Al entrar, lejos de dirigirme a mi silla, fui hasta la puerta que daba a mi habitación abriéndola para tirar por ahí la toalla que estaba usando y cerrar de nuevo. Fue entonces cuando marché hasta el escritorio con intenciones de sentarme en mi puesto pero la doctora se acercó con una carpeta antes de que pudiese cruzar al otro lado de la mesa.

Mantenía mi particular cara seria, con el ceño medio fruncido, muy normal en mi, que apenas cambió cuando la doctora habló, a pesar de que no sabía a que oferta se refería. Miré a la carpeta, luego a ella que continuaba hablando sobre un contrato y de nuevo a la carpeta, cogiéndola aún perdido sin saber de qué cojones estaba hablando. Me senté en la mesa, apoyándome más bien y abrí la carpeta, dejando que siguiese con su retahíla de explicaciones mientras leía.

Apreté los labios al comprender de qué se trataba. A ver cómo mierda le explicaba yo a Thalos esto. La miré de nuevo por un momento antes de desviar la vista a los papeles de nuevo. ¿En serio? Jamás me hubiese imaginado que iba a aceptar aquel ofrecimiento que había hecho sin pensar. Gruñí por lo bajo.-Así que también quieres prácticas con androides.-Me incliné en la mesa hacia atrás, alargando el brazo hacia uno de los cajones abriéndolo desde allí para sacar las putas gafas, incorporarme d nuevo y ponérmelas. Pasé la hoja para continuar con la lectura, mientras seguía flipando un poco por aquella decisión de la doctora.

-No le he comentado nada a Thalos pero supongo que es factible.-Murmuré enfocado en la lectura que era igual de interminable y formal que la palabrería de Arleen cuando le daban cuerda. Extendí la mano hacia el escritorio de nuevo sin mirar, buscando a tientas un bolígrafo. Alcé la mirada hasta ella por su pregunta sobre ese día, haciendo que mis cejas se arqueasen elevadas también. ¿ESE día? o ¿Ese día?, después aclaró y asentí antes de volver a mirar los papeles.-Aham-Taché algo que no me parecía oportuno en ese acuerdo y añadí algo con el boli antes de mirar de nuevo a Arleen cuando se atoró en la explicación.

Negué por lo de LeFay y luego al escuchar el resto de nombres fruncí el ceño más.-¿Avalon la del Rey Artu...aham, Pendragon como el Rey Arturo, vale.-Perfecto, esa mierda al parecer también era real. Carraspeé por lo del árbol asesino, cerrando la carpeta para soltarla en la mesa junto al bolígrafo. -¿Y qué tipo de implicaciones tiene esa financiación?¿Qué opinión tiene el familiar del puto Rey Arturo sobre la gente no mágica?-Me interesé cruzando mis brazos.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {19.06.22 21:06}

Arleen siguió con la vista a Gelion hasta que fue a abrir la puerta de su habitación, entonces se giró para mostrarse muy interesada por el escritorio del capitán. Luego se dio cuenta de que era una actitud un poco infantil y volvió a prestarle atención, notando su silencio al recibir la carpeta. ¿Se había arrepentido? Tensó los labios un momento y sintió que, de pronto, su corazón latió con tanta fuerza que le generó dolor físico. ¿Qué iba a hacer si de arrepentía?

-Sí. Al cambiar los planos añadí esa zona y dura te mis prácticas con Giordano hemos estudiado más la tecnomagia. Además, soy de las pocas que trató pacientes con la pila. Creo que tengo la capacidad para trabajar con Androides y aprender de ellos así que es una oportunidad que no pienso desaprovechar- Explicó y pensó que cualquier conocimiento que tuviera iba a estar reflejado en su diario y luego compartiría todos sus conocimientos con Gio y Markus. Estaba segura de que sería un gran avance para todos.

Le observó moverse y sacar las gafas. Lo había visto alguna vez… pero en el momento en el que se los colocó pareció cambiar de…Aires. Aunque siguiera con la ropa deportiva y ese pequeño sonrojo ocasionado por el esfuerzo físico. Arleen tuvo que concentrarse para dejar de mirarle, porque la imagen estaba haciéndole cosas a su cuerpo que no debía. Volvió a mirar hacia el escritorio, acomodando unos bolis por tener algo que hacer con las manos -Oh…- No había hablado con Thalos. Le faltaba la mitad de la aprobación. ¿Y si decía que no? -Puedo esperar- Añadió, tratando de no dejar que el miedo de tener que volver a la isla fuese una soga en su cuello. No, recordó. Podía hablar con Johan, Vishous se lo había dicho. No tenía porqué volver a la isla.

Volvió a mirarle cuando empezó a toquetear el escritorio, apartando las manos con fingida calma y le observó, notando entonces ese gesto de cejas arqueadas. La morena entendió el significado de su gesto y se cruzó de brazos esperando que comprendiera la respuesta con eso y el resto de sus palabras. Después lo miro tachar y rayar su papel, lo que le pareció de lo más desubicado. Arqueó la ceja y estiró el cuello, sin acercarse ni un paso, a ver si lograba entrever que estaba escribiendo.

-Sí- Añadió con respecto a la información sobre el Rey Arturo, las leyendas tenían su base en el mundo mágico. La pregunta hizo que Arleen se removiera incómoda y se le quedó mirando en silencio durante un momento, suponiendo que sabría por dónde iban los tiros -A la descendiente Le Fay la conozco desde hace más tiempo y creo que, pese a su actitud, no tiene problemas con los no mágicos. Pero los Pendragon…- Se cogió un par de mechones de pelo para ponerlos hacia atrás -No estoy segura de que sean tolerantes. La Descendiente dará a luz dentro de poco. Quiere que la financiación se implique en un ala de maternidad para que pueda parir sin problemas. - Se humedeció los labios, incómoda y pensativa -Necesitamos el dinero pero no quiero comprometer mis propios valores. Y ese hombre… es…- Su ceño se frunció y se quedó en silencio. Estaba batallando ese principio de no criticar a las personas pero… aunque bajo control mental, nadie le había obligado a hablarle de esa forma. Era parte de él -No es una persona que considere grata-
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {20.06.22 0:03}

Continué con los brazos cruzados escuchando con atención la información que aportaba sobre la tal LeFay y el Pendragon. Apreté los labios al percatarme de ese leve gesto que me indicó que no se encontraba del todo cómoda. Así que iba a ser problemático.

Solté aire por la nariz.-Crees.-Comenté ante la suposición que tenía de la mujer y mis ojos se entrecerraron al entrar en pausa. Sonreí de medio lado negando cuando por fin dijo que no estaba segura, desviando la mirada mientras descruzaba mis brazos y ella continuaba explicándose.

Me quité las gafas y froté mis lagrimales mientras apretaba los ojos con fuerza volviendo a negar antes de volver a abrirlos.-Se supone que estamos aportando recursos al hospital ¿Pará qué necesitamos financiación? Y menos de una mujer que CREES que no tendrá problema y un tipo aparentemente conflictivo del que dudas sobre su tolerancia.-Hice un gesto con la mano como cruzando el aire y negué nuevamente.-No, definitivamente no.-Comenté tajantemente clavándole una mirada muy seria.

Tras eso, tomé de nuevo su carpeta y el boli abriéndola de nuevo, soltando aire entre mis labios con cierta molestia mientras me ponía de nuevo las gafas. No entendía como se había planteado tal cosa, la verdad.-Se supone que son reyes ¿no? seguro que tienen hospitales donde sea.-Solté con cierta molestia, pasando la hoja del contrato para tachar algo nuevamente y escribir alguna corrección.

Lo primero que había tachado era un simple error tipográfico, podría haberlo dejado pasar pero seguro que le fastidiaba saber que no había escrito perfectamente. Había añadido la cláusula de que dejase de llamar de usted a todo el puto mundo, bueno...de vos, muy medieval, me ponía de los putos nervios.

Además aclaré que los conocimientos compartidos con esos dos, fuesen estrictamente profesionales y no debía revelar secretos militares ni estrategias. Golpeé con el bolígrafo el papel y alcé la vista a ella.-¿Sabes que no vas a tener una habitación para ti sola verdad?-Porque eso parecía pensar dado que indicaba que su mascota podía estar en ella.-Y tendrás que comunicarte con SAM si quieres trabajar con los androides.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {20.06.22 9:24}

Asintió suavemente -Cuando le informé del proyecto no puso ningún pero. Insisto, no la conozco demasiado pero es un poco… es una persona…- No lograba encontrar como definirla sin insultarla -No es una persona dada a tolerar otras personas- Arqueó suavemente las cejas -Brujas, magos, indiferente- A ella la había amenazado con licuarle el cerebro o algo así cuando estaba atendiendo a su esposo e hijo por hipotermia.

El gesto de Gelion le hizo saber que no era una buena idea y su planteamiento hizo que tragara en seco -Bueno… Más dinero implica mejores máquinas, más personal, etc- ¿Confesaría que era un poco de ambición por ser el mejor hospital del mundo? No, mejor no. La negativa de Gelion solo añadió peso a su propia inseguridad sobre aceptar ese dinero. Le respondió la mirada con un gesto serio -Le enviaré una misiva informando el rechazo de la financiación- Murmuró con el corazón latiendo con fuerza en el pecho porque… tenía miedo… de decir que no -Espero que no nos quemen el hospital- Susurró con la vista desviada al piso, decidió apoyar la cadera contra el escritorio mientras pensaba en cómo proteger el lugar de ataques mágicos. No había pensado en eso… alzó la mano para mirar su anillo canalizador, acercándolo para examinarlo. Sabía que ese anillo también protegía zonas pero Arleen no podía vivir en el hospital, aunque la idea le había pasado por la cabeza. Buscaría algo…

-¿Mmm?- Inquirió apartando la mirada del anillo para verlo a él, haciendo memoria de su pregunta y entonces parpadeó con sorpresa antes de alzar las cejas -Oh… oh…- Le costó un poco adecuarse a la idea. Nunca había compartido habitación hasta que se casó. Pero… podría… podría. Claro que sí. Podría -Emm… ¿Dónde? ¿Con quiénes?... - Y de pronto fue consciente de algo terrorífico y se llevó una mano al pecho tomando una bocanada de aire - No tengo que usar uniforme ni esas botas que usáis vosotros ¿Verdad? ¿Puedo vestirme como yo quiera?- Eso le preocupaba más que lo de compartir la habitación…

Hasta que habló de SAM.

Su rostro pasó de una superficial preocupación a una palidez palpable. Arleen parpadeó una vez y apartó la mirada. El simple nombre de aquella máquina, la mención, traía horribles y dolorosos recuerdos. Se quedó en silencio, recordando cómo había acabado tan complicada su vida cuando antes de SAM todo había sido tan sencillo. Si hubiese dicho que no a Giordano… si solo hubiese dicho que no.

Pero no podía decirle que no a Gio, nunca.
Había caminado al lado de Rasputín y sus demonios y muertos por él.

-¿Por qué?- Quiso saber. Antes había hablado con androides y había visto máquinas sin necesidad de enfrentarse a aquella IA. No quería estar a su alrededor, ni verla, ni interactuar. Alzó una mano para correr de nuevo un par de mechones y mirarle finalmente -¿Por qué tengo que hacerlo yo?-
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {20.06.22 17:06}

Lo que decía de la bruja tampoco me ayudaba a cambiar de opinión, a decir verdad. Respecto a las máquinas pensé que tal vez podría comunicarme con la Ciudad androide para indagar si podrían facilitarnos equipamiento, al fin y al cabo el hospital también serviría para los suyos.

Asentí mirando aún al contrato con el ceño fruncido cuando Arleen dijo que les informaría sobre el rechazo de la inversión. Gruñí por lo bajo por ese susurro entornando los ojos, los putos magos y sus putas respuestas a las negativas. Desvié la mirada hacia ella por un instante.-Hay mucha gente que quiere quemar el hospital, añádelos a la lista.-Comenté con tono monótono, como si no supusiese mucha diferencia, antes de repasar una vez más el contrato ese, volviendo a la primera hoja.-No digo que la bruja esa no de a luz, ni que no reciban los servicios...solo que...-Encogí los hombros.-Invertir supone tener voz en las decisiones y no veo oportuno que un mago extremista tenga poder en este asunto.-Aclaré, dado que mi negativa anterior había sido escueta.

Cuando le pregunté lo de la habitación compartida, respondió con cierta sorpresa. Efectivamente pensaba que todo el mundo tenía su propio cuarto en la base. -En la base hay...-No terminé de contestar pues la doctora preguntó nuevamente casi con cara de pánico. Alcé una ceja y no controlé el sonido de una risa aspirada en mi garganta antes de volver a mirar los papeles, pasando de nuevo para continuar leyendo.-Tranquila Doc...puedes seguir usando tus vestidos pijos, relaja el gesto. Aunque si sales a alguna misión estaría bien que te pusieses un uniforme médico para que te identifiquen los soldados.-Crují mi cuello al terminar de leer.-Dormirás con otros miembros del equipo médico.

Alcé la vista de nuevo a ella cuando preguntó por las razones sobre hablar con SAM y me percaté de su palidez. Suspiré cansadamente.-Quieres trabajar con androides, aprender de ellos, eso implica a SAM. Muchos se comunican con él...tenemos maquinaria y tecnología de la Ciudad Androide...además, ni siquiera es el mismo SAM, a veces es tan educado que incluso es paródico.-Expliqué restándole importancia. Le pasé la carpeta haciendo un gesto con el mentón.-Repasa los cambios.

Aparté mi cuerpo de la mesa, caminando hasta el mueble para servirme un buen vaso de agua o dos, apoyándome en él mientras bebía. Chasqueé la lengua.-Los uniformes no están tan mal.-Solté sin venir a cuento y me señalé a la par que hacía un gesto que mostraba una gran estima hacia mi mismo.-A mi me queda de puta madre.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {20.06.22 17:38}

Umm… ya- Añadirlos a la lista no sería difícil, cada día que pasaba parecía que la lista de agrandaba -Tecnicamente el hospital estaría para inaugurarse el mes que viene… ¿Podremos hacer una inauguración o es preferible mantenerlo bajo perfil?- Inquirió. Una parte de ella deseaba gritar a los cuatro vientos que lo habían logrado. La otra no quería más fatalidades. Haría lo que los Draven considerarán pertinente.

Escuchó con atención a Gelion y asintió una sola vez -Lo entiendo. Es sólo que… - No sabía decir que no. Al menos, no siempre. Era una persona que estaba acostumbrada a complacer, más aún a los Descendientes. Pero podía escribir esa carta. Las razones de Gelion eran más o menos las que estaban ya formuladas en su cabeza pero estaba tan arraigada esa necesidad de complacer que… no había encontrado sus palabras en frente de aquellas dos poderosas figuras políticas y mágicas. Es más…esperaba no verlos nunca más. Su poder presionaba sobre su piel, al estar a su alrededor, como si tuvieran problema conteniendolo y… no le agradó la sensación.

No se sorprendió de que Gelion se riera de su pregunta. Ni en lo más mínimo. Simplemente le ignoró y esperó a que le respondiera. Arqueó una ceja -Mis vestidos no son "pijos"- Corrigió -Son de alta costura. Y además, no todos son así. También tengo ropa que puede… usarse en ámbitos menos prolijos. Mi armario es muy variado- Giordano le había regañado más de una vez por ir con ropa muy bonita y nueva a trabajar con él, acababa todo hecho un desastre y quemado el 95% de las veces. Aunque comprendía su punto de vista. Se quedó pensativa en silencio. ¿Cómo se vería con uniforme?

Sin embargo, todo aquello quedó paralizado al pensar en SAM. Se dio cuenta de que su gesto había provocado un suspiro de cansancio y se obligó a parecer más tranquila. Bajó la mirada de nuevo a su falda y la arregló lentamente, intentando poner una correa sobre sus sentimientos y recuerdos -De acuerdo- trabajaría sobre su mente para que su cuerpo no le traicionará frente a la IA. Tendría tiempo, alargaría aquel encuentro cuanto pudiera.

Agradeció que le devolviera la carpeta y empezó a revisar lo de los cambios, sintiendo que se le sonrojaban las mejillas de vergüenza al ver el error ortográfico tan tonto que había cometido. Pero decidió enfocarse en lo demás, mirando con el ceño fruncido aquello de su forma de hablar -¿Pretende que tutee a todo el mundo? - Arqueó las cejas estupefacta -Es una falta de respeto- mientras preguntaba eso, él ya estaba bebiendo agua. El tema de los uniformes trajo de nuevo la pregunta a su cabeza -¿Está… estás seguro de eso?- Inquirió y entonces soltó aquel comentario que le hizo mirarlo de arriba a abajo en silencio, muy consciente de que tenía razón y de que había ganado músculo y peso desde que se habían conocido. Ese silencio pronto se rompió con una pequeña risa que relajó el cuerpo de la morena, pero como no quería dar rienda suelta a nada Arleen negó suavemente con la cabeza y bajó la mirada hacia el contrato leyendo lo de los secretos militares y pensando que era correcto -Dudo que a mí me quedé el uniforme como a vos… a ti…-
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {24.06.22 21:00}

-¿El mes que viene?-Se esbozó en mi rostro un gesto de sorpresa pero con aprobación por la noticia. La vez anterior había visto grandes avances pero no esperaba que fuese tan rápido. Claro...magos...por un momento lo había olvidado. Apreté los labios gruñendo por lo bajo, quedando pensativo por aquello de la inauguración. La primera vez no había salido bien, a decir verdad no esperaba que esta fuese a resultar diferente.-No creo que haga falta, además muchos valorarán que no se gaste dinero en esas cosas. La situación no está para formalismos.-Comenté con sinceridad aunque mi mente quería decir que no hacía falta que se montasen una fiesta de putos magos.

Mi ceja se arqueó aún sin mirar a la doctora, estaba pendiente de los papeles todavía en ese momento.-Queee....-Alargué su frase cortada que no había acabado y la acompañé con un gesto de la mano, instándola a continuar.

Al escuchar aquella defensa de sus vestidos alcé ambas cejas rápidamente mirándola de arriba a abajo.-Pijos.-Confirmé asintiendo cuando los calificó de alta costura. Su armario variado...si hasta su chándal era pijo, lo había visto. Hice un gesto restándole importancia.-Yo también he llevado trajes pijos ¡no pasa nada Doc!, asúmelo.-Pareció acceder a hablar con SAM y una vez más un gesto de conformidad apareció en forma de asentimiento antes de entregarle la carpeta e ir hacia el mueble.

Bebí agua como si no lo hubiese hecho en horas, sirviéndome un nuevo vaso.-Aham.-Confirmé a su pregunta sin más, mirándola mientras bebía.-Sí, precisamente por eso.-Señalé hacia arriba.-No sé si arriba vais todos del mismo palo Doc pero aquí...tienes que aprender a llamar hijo de puta a unos cuantos, así que empecemos por no ser tan formales.-Sonreí antes de soltar lo de mi uniforme que me quedaba como un guante y volví a beber.

Asentí de nuevo bastante seguro.-Sí, me hace un culo que flipas. Te has tenido que fijar.-Solté como si fuese lo más normal del mundo y fuese obvio.-A Thalos no le queda tan bien.-Pensé mirando a la pared terminando el vaso de agua por fin, dejándolo sobre el mueble. Se empezó a reír y le devolví la mirada confuso.-¿Qué?¡Es verdad!-Exclamé con cierta indignación porque sí que creía que me hacía un culo que flipas pero soltó aquello mientras leía el contrato y a decir verdad no me corté en mirar a Arleen de arriba abajo. Solté aire entre mis labios o al menos en mi mente pasó, definitivamente tenía que hacer que se probase uno.

Carraspeé cruzando mis brazos.-¿Estás de acuerdo con los términos?-Me acerqué.-Oh, respecto a la magia...no pretendo que no la uses, forma parte de tu ser y todo eso peeero....-Alcé ambas cejas mientras me apoyaba de nuevo en el escritorio, manteniendo los brazos cruzados.-Hay gente aún bastante sensible por aquí así que... intenta ser consciente de ello.-Miré los papeles asintiendo con la mirada perdida, pensando que si se ponía a hacer magia por todos lados yo no sería el más pirado de la base.

-Así que te has fijado. -Sonreí de medio lado, no se me escapaba que había dicho que me quedaba bien o eso había entendido.-Me queda de puta madre ¿eh?-Pregunté con tono burlón y media sonrisa, con toda intención de poner a la doctora nerviosa. Estiré el brazo sin más y lo planté en el contrato.-Si estás de acuerdo con los términos firma aquí, ve a por tus cosas y cuando vuelvas te enseño tu habitación.-Comenté antes de separarme de nuevo, ir al otro lado del escritorio y empezar a buscar algo en el ordenador.
Contenido patrocinado
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Despacho del Capitán Viejo Draven Empty Re: Despacho del Capitán Viejo Draven {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.