:
Bienvenido, .

invierno

Enero 2.042

TRAMA GLOBAL X: LA DOBLE AMENAZA
Ambientación
AÑO 2.042
Durante siglos sus mundos permanecieron separados, pero eso terminó. El mundo mágico y el humano se encontraron y se desató la guerra, extendiéndose alrededor del mundo sin control. Miedo, odio, ambición...todas ellas armas poderosas. El choque entre la raza humana y la mágica resulta ya imparable. Uno por uno van cayendo, ¿quién será el primero en morder el polvo?
Últimos Temas

Ir abajo
Admin
Admin
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Piso Ibn Salah {26.01.20 2:00}

Recuerdo del primer mensaje :

Piso Ibn Salah - Página 7 Casa-en-Tanger-CHIC-AND-DECO


La residencia de los descendientes de Saladino se encuentra en una de las plantas más altas de la zona residencial, cuenta con acabados modernos sin dejar de lado la esencia árabe de la familia de saladino con un pequeño baño árabe en su interior, también cuenta con una zona exterior con una jaima dónde el descendiente pasa gran parte de su tiempo y es el lugar en el que suele leer y fumar con sus cachimbas.
Debido a la hospitalidad de Saladino no más seguridad que en la de cualquier casa y cualquiera que llame a la puerta suele ser bienvenido.


Baño y exteriores:
Piso Ibn Salah - Página 7 C700x420
Piso Ibn Salah - Página 7 Palacio-de-las-especias





Última edición por Admin el 06.02.20 20:46, editado 1 vez


Piso Ibn Salah - Página 7 HqUgdga
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] || [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] || [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] || [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {27.01.21 0:36}

Miraba distraídamente al suelo cuando oí la puerta abrirse. Al alzarla vista me despegué de la pared observando a la doctora con una pinta...muy poco de doctora, lo cual se evidenció en mi rostro. Pese a su saludo amable mi respuesta fue un vago asentimiento con la cabeza mientras pasaba al interior.
Observé el lugar, pintoresco como cada uno de los de aquella isla era con puto parque temático, mientras me quitaba el abrigo, la bufanda y el gorro dejándolos donde me había señalado.
La seguí aún distraído por la decoración frunciendo el ceño porque pensaba que me había citado en su casa y aquel sitio no me parecía su casa en absoluto, al menos de lo poco que había hablado con ella la tomaba por una mujer elegante. A mitad del pasillo se dirigió a mi y alcé una ceja antes de mirar mis pintas estirando un poco el jersey mierdero estrecho.
-¿Mas grande que la del mago medio?-Respondí sin saber muy bien que decirle. Hacía tiempo que no me encargaba de mi ropa, alguien contratado era el que perdía el tiempo en eso o en algunas ocasiones me tomaban medidas.
Al llegar al salón me mostró visiblemente alegre aquello que era perfecto para mi. La pistola con la que soñaba era un maldito puzzle. Miré las piezas durante unos segundos antes de volver la vista a la doctora.
-Hmmm...-Llevé la mano buena a mi barbilla volviendo a posar la vista en las piezas y me acerqué a la mesa. No era fan de los puzzles, y para nada se me hubiese pasado por la cabeza ponerme a hacer un maldito puzzle en años. Cogí la parte superior de la caja, observando el paisaje. -Hmmmm- volví a gruñir por lo bajo antes de mirar a la doctora.
-¿De dónde lo has sacado?- Sentía curiosidad, ¿acaso había humanos viviendo en su preciosa isla mágica? A parte de los que pertenecíamos a la alianza, gente que hubiese preferido a los magos en vez de a su propia raza. Como mi hermano, por ejemplo.
Volví a mirar la decoración frunciendo el ceño nuevamente, IBN SALAH había dicho la mocosa de la sauna. Ahora tenía sentido, claro.
-No soy una persona de puzzles, Doc.
Confesé algo reacio con un gesto vagamente agrio. Dejé la caja y tomé asiento a pesar de no haber sido invitado a hacerlo. Y a pesar de mis palabras empecé a rebuscar entre las piezas.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {27.01.21 10:03}

Las manos de Arleen acomodaron suavemente la sudadera, incómoda de la mirada del Sr. Draven. Quizás…Debería cambiarse por algo más adecuado. Sintió que la vergüenza le subía a las mejillas porque…Si ya era muy consciente de su imagen que alguien más le juzgara pues le carcomía por dentro. Al menos estaba dada de espalda y dejó que el sentimiento fluyera a través de ella hasta abandonarla. No le apetecía ponerse un pantalón, no le apetecía un vestido apretado sólo quería comodidad.

-Depende del mago medio al que te refieras. A mi alrededor…- Pensó en los dos tenientes, en Sayid, casi en Giordano e incluso en Amaya y tensó los labios. Quizás Sayid tendría algún jersey que no usara, ella era muy consciente de la ropa de su marido porque le gustaba ir a juego. Luego rebuscaría. Y le escribiría a Aurora por si Fred tenía algunas piezas que ya no usara. Vishous no, era más tikismikis y no aceptaría donar ropa. Probablemente, le preguntara porque no lo enviaba con su madre. Pero…Ella no le dirigía la palabra. Por su propio bien.

La expresión del Sr. Draven hizo que Arleen alzara una ceja mientras miraba cómo cogía la caja -Mi padre… Encuentra interesantes los artefactos humanos sin magia. Con él aprendí ajedrez, también- Expresó pues su progenitor tenía algunos objetos que le llamaban la atención y solía escribir sobre las diferencias entre el objeto humano y el mágico. Madre mía…Menudo escrito había hecho con el ajedrez. Al verlo fruncir el ceño pensó que aquello había sido una idea terrible pero ya no sabía cómo ayudarlo…Qué hacer.

Las palabras le cayeron como rocas en la cabeza y Arleen tragó en seco. Había hecho lo posible por ayudarle y se había tomado la molestia de buscar algo que no tuviera magia alrededor -PERO…- Dijo con un tono de voz bastante más alto de lo normal -Muchas gracias, Doc, por buscar estrategias ajenas a la magia para ayudarme…- Se cruzó de brazos mientras lo veía con un gesto serio, aunque al menos había empezado a buscar las piezas -Te faltó ese resto de la frase. Ahora vuelvo- Se giró sobre sus pies y se fue hacia su habitación. Allí aprovechó para enviar un patronus a Aurora y después fue al armario, hacia el área de Sayid y contempló con tranquilidad la ropa. Con…Tranquilidad. Acarició suavemente uno de los jerseys de la parte de arriba preguntándose si ya había visto su gesto o no, esperando que fuera bien…esperando que volviera. Soltó el aire lentamente y se recordó que no debía estresarse, así que fue a la parte inferior donde estaban esas piezas que no solía usar casi nunca y sacó un jersey negro  grueso de cuello vuelto.

Volvió a salir hacia el salón y se acercó a Gelion para dejarle el jersey a un lado -Estarás más cómodo- Después de eso se fue hacia el otro lado de la mesa y se sentó en el piso. Las piezas estaban todas revueltas así que empezó pacientemente a girarlas para poder ver bien los colores y separar los grupos.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {28.01.21 20:09}

Solté mis prendas por su comentario. En realidad había intentado que el mío sonase relajado en una especie de broma, ya que toda la ropa que me habían cedido me estaba pequeña y había visto bastante magos escuchumizados por la ciudad. Era lógico, teniendo magia para muchos sería inecesario trabajar el cuerpo. Al parecer mis palabras tampoco habían sido adecuadas en esta ocasión.
-Ya...-y no añadí más sobre aquel tema.
Escuché con atención la historieta sobre su padre asintiendo levemente. -Un padre que inculca inquietudes a sus hijos por lo que veo.- era interesante, que algunos magos se interesaran por el mundo sin magia aunque por otra parte me hacía sentir como si fuésemos un mono de feria con el que se entretenían, tal y como solía decir mi madre.
Mientras me sentaba en el suelo, ella empezó a hablar con un tono molesto. Alcé una ceja sin entender que era lo que le había molestado tanto. Solamente era sincero. Podría haber mentido a la mujer, tratado de embelesar la para que se centrase en curarme de una maldita vez pero prefería ser claro con ella, a pesar de que claramente le caía mal por ello.
Y sin más se marchó, así que me quedé con una pieza en la mano observando cómo se alejaba por el pasillo en ese chándal tan... Pastel. ¿No eran solo negros?. Seguí mirando la tela hasta que desapareció y me puse a separar las piezas que formaban los bordes del puzzle pensando que al menos esa tela parecía suave al tacto, posiblemente fuese agradable tocarla.
Para cuando volvió seguía separando piezas. Miré la prenda que dejó a mi lado y volví a gruñir pensativo cogiendo el jersey.
-No sé Doc...-parecia que la estaba rechazando otra vez. Miré a Arleen apretando mis labios. No es que no quisiera aceptarlo pero empezaba a sentirme como un...un refugiado. -Gracias.-Termine por decir algo contrariado por aquel sentimiento antes de apartar el jersey para quitarme el que tenía dejando a la vista heridas de guerra mejor o peor cicatrizadas.
-Primero separa los bordes, será más facil-puntualicé mientras volvía a tomar la prenda entre mis manos y sin embargo no me la puse. Desvié el brazo hasta dar con la caja del dibujo poniendo la imagen pegada a la superficie de la mesa, evitando así que nos pudiésemos fijar. Di un par de golpecitos en el cartón.
-Mucho más interesante.¿No crees?- y por fin pasé el jersey por mi cabeza para vestirme.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {29.01.21 20:57}

-Sí..- Una débil sonrisa se coló en los labios de Arleen pensando en su padre. Él mismo era profesor de historia de la magia pero además de todo aquello que su madre le había inculcado en las artes su padre había insistido en otras cosas, razones por las que adoraba leer por ejemplo.

Al volver, otra negativa pero Arleen no respondió inmediatamente -Puede hacer lo que quiera, Sr. Draven- Mencionó con un tono sosegado, disfrutando del contacto de la alfombra en sus pies desnudos. Alzó un momento la mirada cuando le dio las gracias y un asentimiento de cabeza fue suficiente para responderle pero luego, más por respeto que por pudor, bajó la mirada hacia las piezas del rompecabezas -Sí…Es sólo que me gusta ver los colores primero...¿Cuál es vuestro color favorito?- Le preguntó aún girando varias de las piezas para organizarlas.  

El movimiento que hizo con la tapa hizo que Arleen moviera la mano por inercia para corrregirlo pero luego lo observó escuchando su sugerencia y le sonrió brevemente -Tendréis que tirar de memoria. Me parece buena idea- Expresó con un tono más tranquilo y desvió la mirada de él hacía la bandeja que había preparado su cuñada, levitándola hacia el carrito donde estaba el juego de té del Descendiente Eire -¿Tomáis té?- Inquirió con cordialidad para luego atraer el carrito  -Infusión de frutos rojos- Mencionó al juego de tacitas que en seguida se puso a hacer lo suyo -Sólo ordenadle lo que queréis- Mencionó suspirando suavemente antes de fijarse en las piezas y empezar a buscar aquellas que del borde, encontrando un par que parecían ir unidas en las esquinas así que fue asociando los colores que ya tenía separados con eso y lo puso en medio de la mesa.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {01.02.21 21:15}

-Hmmm-Asentí conforme a su respuesta sobre las enseñanzas de su padre manteniendo la mirada en las fichas. Tampoco añadí más sobre el tema.
Desvié la mirada un segundo por su tono calmado estudiando su rostro. Seguramente le había molestado nuevamente, aunque sabía que no le había sacado de quicio porque seguía dirigiéndose a mi formalmente.
El jersey tampoco era de mi talla. Sentía la tela algo tirante en mis brazos y no llegaba del todo a mis muñecas pero sin duda era mucho más cómodo que el anterior. Tiré de la ropa sobre mi abdomen para terminar de cubrir mi piel y fruncí el ceño por su pregunta observando su mano y como giraba las piezas.
-¿Es una pregunta clínica o no tenemos temas interesantes de que hablar?-Pregunté mientras encajaba algunas piezas. Tras eso pasé la mano por mi pelo, que se me colaba por la cara y la miré.-Sin contar el negro, el rojo.Supongo que tu eres más de lilas y rosas.
La idea de pasar de la ayuda visual le pareció bien y sin embargo alcé una ceja.-No es cuestión de memoria, colores, formas, patrones... es lógica. -Comenté mientras completaba una esquina del puzzle.
Y entonces decidió que era buena idea introducir magia, porque al parecer no podían estar ni diez minutos sin usarla. Pieza en mano seguí con la mirada el trasto que traía el juego de té solo. Parecía que lo llevase un puto fantasma, pero no. De esas mierdas también tenían y se les veía. gruñí brevemente apretando mis labios mientras se preparaba ante mis ojos una infusión.
-Soy más de café-Comenté con seriedad sin esperarme que el cacharro mágico también supiese hacer eso. Así que cuando empezó a servir café desvié la mirada algo mosqueado. Crují mi espalda desviar la atención y centrarme en el puzzle.
-¿Tu padre fue también el que te enseñó a ser tan histéricamente formal? Quiero decir...excepto cuando te tocan las narices, claro.-encajé una pieza haciendo que la unión sonase al chocar contra la mesa y alcé la vista a ella.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {03.02.21 12:26}

-Es una pregunta- Explicó con bastante tranquilidad y volvió a alzar la mirada, al menos ya se había vestido y arqueó una ceja -¿Tenéis que rebuscar el significado escondido de cada cosa que digo? Es una pregunta banal- Respondió y volvió a mirar las fichas, al menos de su lado estaban todas giradas y eso le daba cierta tranquilidad. Empezó a buscar las piezas con borde para poder ir armando el cuadro como le había sugerido el Sr. Draven, aunque ella también lo hacía así.

-Oh…- Dijo alzando la muñeca para mirar su chándal, se pasó la tela por la mejilla juguetonamente y se rió negando -En realidad soy más de azules y grises. El blanco también me gusta mucho, el beige…Esto es de cuando era más joven y mi madre aún me consentía con esto…Como no he cambiado demasiado las medidas, me queda y aproveché para estar cómoda y cálida en casa. Me han recomendado no usar nada ajustado así que eso descarta el 95% de mi armario- Le explicó, en una retahíla de palabras antes de fijarse de nuevo en las piezas.

-¿Lógica? Umm…- Se preguntó qué también controlaba algo que se saliera de su lógica. Sospechaba que mal, porque a fin de cuentas la magia le sacaba de quicio -Interesante reflexión- Mencionó y empezó a armar una esquina cogiendo dos piezas y dejándolas caer al piso con suma sutileza para luego reacomodar la posición y taparlas con su muslo. A ver qué tal se le daba al señor Draven la ilógica terminación de ese rompecabezas.

-Giordano también. ¿Qué os gusta más? ¿El italiano? Dicen que el colombiano también es muy bueno, pero es casi imposible conseguirlo-
Mencionó pensando que sería un regalo estupendo para Da Vinci encontrarle una muestra de café latino, sólo para probar. Giró la vista hacia él cuando se crujió la espalda -No hagáis eso. Um… ¿Lo hacéis a menudo?- Inquirió pensando que el pinzamiento del nervio podía no tener nada que ver con un fisioterapeuta.

Lo siguiente la dejó perpleja. Le recorrió el rostro sorprendida mientras se le encendían las mejillas de vergüenza. Terminó entrecerrando los ojos -Tenemos una relación profesional, no pienso tutearle. Y si lo he hecho en otra ocasión, mis más sinceras disculpas. Además…¿Qué os importa como os trate? Soy una bruja y en cuanto mi esposo vuelva de la misión usted podrá volver a su magnífico mundo y alejarse de las chiribitas de mi isla- Le soltó en un siseo y cogió la infusión que se había acercado a ella para darle un trago largo no, larguísimo deseando tener una botella de vino en vez de aquel líquido caliente pero…Tenía que lidiar con su abstinencia así que tras ahogar su molestia apoyó la taza en una esquinita de la mesa donde no se fuera a caer.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {16.02.21 0:53}

Definitivamente a la doctora no le agradaban mis preguntas y por lo que podía intuir ninguno de los temas de conversación que pudiese ofrecer. Seguramente prefería que me quedase callado, más callado de lo que era. Porque seguramente, como todos los magos, no era capaz de soportar a un humano mediocre que además no compartiese que la magia era maravillosa. Apreté mis labios dando un par de toques con la pieza sobre la mesa mientras la miraba fijamente.
-No tengo costumbre de que me hagan preguntas banales.- Contesté desviando mi mandíbula a un lado antes de chascar la lengua y plantar la pieza en su sitio. Ella comenzó a hablar de sus colores preferidos y de ahí pasó a su ropa.-Ya...por el crío-Apunté sin ánimo de nada más que hacerle saber que no hacía falta que hablase de eso. No quería que sufriese otro colapso mental. No era útil.
-Café que despierte-Me preguntaba el porqué intentaba darme conversación, era absurdo si no podía hablar con libertad.--¿El qué?-Volví a crujir mi cuello por acto reflejo. Me molestaba que me dijesen que era lo que debía hacer o no, además que no sabía a que se refería, entre eso y la presencia de magia no pude evitar soltar una pregunta muy hiriente. Tampoco es que me arrepintiese de haberlo hecho, más bien sentía curiosidad de si volvería a reaccionar de la misma manera que en el hospital, haciéndose la valiente o tal vez fuese más allá o...o puede que simplemente siguiese haciéndose la educada.
Mantuve la mirada en ella, el sonrojo fue evidente y alcé mi mentón esperando una fuerte respuesta al ver el gesto de su rostro. Sin embargo empezó con palabras educadas y sonreí de medio lado girando el rostro para mirar a otro lado. Prosiguió evidenciando su posición preferente en aquella isla, como bruja y como mujer de un descendiente.
-Me encontré con una muchacha en la sauna¿sabes?-Había ignorado sus preguntas a propósito y volví a poner piezas en la mesa.-Lo he recordado al mencionar a tu esposo, el importantísimo Descendiente del que temías su reacción en el hospital... -Apreté los dientes absorbiendo entre ellos.-Al parecer piensa que no eres la misma desde tu boda .¿Lo de la superioridad moral lo has sacado de él?
Tiré una pieza al centro de la mesa porque no encontraba la que iba en medio y me estaba poniendo de los nervios. Me incorporé estirando mi ropa.-O tal vez no es como decías y no somos tan diferentes, no soportas a los humanos o ¿no soportas a la gente que no piensa como tú?Doc. -Me señalé-Yo al menos digo lo que pienso y no me escondo tras educadas palabras, invitaciones y caridad.Si no me soportas y no puedes soportar mis opniones ¿Por qué me tratas?¿Por qué me invitas a tu casa?
Señalé el puto café y toda la bandeja mágica de mierda.-¿Por qué haces puto té mágico cuando me has propuesto una actividad no mágica?
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {16.02.21 10:03}

-De acuerdo. No os haré más preguntas estúpidas- Murmuró mirando sus piezas con el ceño fruncido. ¿Por qué le molestaba una pregunta tan banal? ¿Cuál era su problema? Inspiró profundamente y analizó que al menos el Ministro insoportable le planteaba preguntas existenciales que llevaban al análisis. Y era un…relativamente digno oponente en el ajedrez.  Captó el tono de su voz pero sólo lo miró de refilón, desde que la había pillado en su propia habitación se había mostrado más bien arisco al tema. ¿Por qué lo trataba de esa manera? Reacomodó su postura e intentó concentrarse en las piezas aunque empezaba a tener el estómago revuelto.  -Crujiros el cuello- Mencionó -Quizás alguna vertebra esté fuera de sitio y siga pinzando un nervio. Os voy a derivar a un quiropráctico, ya que el traumatólogo no ha visto mucho más- Mencionó de manera pensativa pero sin mirarlo.

Pero no pudo evitar reaccionar a lo demás y le sostuvo la mirada. ¿Sauna? ¿Había probado alguna cosa fuera de su habitación? Eso era bueno y por un momento sonrió de manera agradable pero…Pero lo arruinó. ¿Superioridad moral? Era lo suficientemente sincera para saber que sí, la tenía -No, es todo propio- Estaba poniéndola nerviosa  y eso era precisamente lo que debía evitar. Sobre todo cuando…Miró el reloj. Había pasado sólo una hora y algo más desde que se habían ido. ¿Estarían bien? ¿SAM ya los habría partido a la mitad como a ella? El fantasma de la cicatriz le ardió en el cuerpo.

Cuando se incorporó lo miró y arqueó una ceja ante su desplante -A diferencia de vos…- Y esta vez fue ella la que se levantó y le hizo frente -Hace mucho tiempo que confraternizo con diferentes razas. Elfos, drows, vampiros, licántropos… Preguntadle a Sigrid Miller si alguna vez le hecho un desplante como el que vos me acabáis de hacer. Preguntadle al Ministro Andreas cómo me he comportado con él. Dices ser sincero pero lo que es, es maleducado. Una cosa es ser honesto y otra comportaros como lo estáis haciendo- Espetó, de nuevo el sonrojo le acaloró las mejillas -Os he invitado a mi casa porque me han obligado a quedarme aquí y no quería dejar de trataros.  Os trato porque soy una de las mujeres experta en mi campo, a diferencia de gran parte del personal del hospital en cuanto a tecnología y porque, probablemente, con vuestra forma de ser nadie quiera trataros…Porque a diferencia de mí, en Ouroboros sí hay magos que desprecian a los humanos. Os doy ropa porque os noto incómodo pero podéis quitárosla, por mi como si andáis como vuestro Dios os trajo al mundo en pleno invierno- Y ahora....Ahora despreciaba verlo con ropa de Sayid. No se la merecía.

Lo del té la pilló y parpadeó un momento sorprendida para luego fruncir el ceño. Para ella la magia era natural y… Y ya. No iba a negar quien era -Iros- Señaló la puerta. No iba a soportar ese trato en su casa y mucho menos ponerse en riesgo por su culpa. Empezó a caminar en dirección a la otra mesa del salón donde estaba el expediente y rellenó la última orden derivándolo al quiropráctico y desentendiéndose del caso por su baja. Que encontrara a alguien que lo atendiera. Oscurus, Jo, cualquiera. Tras eso señaló el expediente -Y llevároslo en vuestro camino hacia la puerta- Tiró la carpeta en la mesa en un movimiento despectivo y se fue del salón hacia la terraza donde se encontraban sus pájaros, buscó el alimento y silbó con suavidad para llamarlos y que le distrajeran. Enviaría un patronus a su cuñada en cuanto acabara para que viniera a acompañarla. No quería estar sola en la hora que quedaba para la misión y su familia, toda, estaba trabajando.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {16.02.21 20:31}

Fruncí el ceño tirando para atrás un poco la cabeza a la par que gruñía interrogante. ¿Quién había dicho nada de preguntas estúpidas? La verdad era, que viniendo del ejército, con la compañía de los ministros, las preguntas que para cualquiera podrían resultar banales para mí siempre tenían una intención oculta. La miré de soslayo fijándome en sus gestos. No cabía duda, no me soportaba. Estaba bien, no era una sensación extraña para mí. Aparté la mirada segundos después de que ella la alzase para mirarme.
-oh...¿esto?-volví a crujir el cuello a propósito y encogí mis hombros.-No sé, supongo que desde la operación.
No le di mayor importancia y asentí a lo del quiropráctico, desconocía que tuviesen de esos aquí en su magnífica isla mágica.
volví a posar la mirada en ella de cuando en cuando. Me extrañó esa sonrisa que borró enseguida ¿A qué venía esa sonrisa? y después reí brevemente cuando dijo que sus aires de grandeza eran todos suyos.-Vaya, entonces le diré a la muchacha que tu marido no te ha cambiado, como dicen por ahí.
Una vez en pie me sorprendió que se alzase también, dispuesta a plantar cara. Crucé mis brazos y alcé una ceja al mencionar a Miller, volviendo a reír mientras negaba, así como cuando habló de Andreas.
-Prefieres la compañía de un mentiroso embaucador con buenas formas, del que por cierto-Alcé una mano junto al correspondiente dedo para puntualizar.-Rumorean un curioso trato hacia las mujeres y a una muchacha que se arrima al sol que más calienta si es lo que le interesa, que es graciosa y divertida pero que es capaz de crear la tecnología necesaria para machacaros el cerebro...genial.-Me autoseñalé ahora cuando se atrevió a decir que era maleducado, alzando ambas cejas. Volví a reírme. Maleducado yo, por decir cuatro verdades que no le habían caído en gracia. Pero escuché pacientemente su sermoncito volviendo a cruzar mis brazos con una media sonrisa en mis labios.
Al menos sabía que no estaba metida en un pozo de autodestrucción y tenía ganas de pelear, aunque fuese por una tontería. Y de pronto me mandó marchar.- Hmmm-La seguí con la mirada, normalmente le hacía caso a pesar de que me ordenase qué hacer y eso no fuese conmigo para nada. Pero no, no pensaba darle ese gusto.
Seguí de brazos cruzados mirando al expediente durante un rato, tampoco era un recadero. Cogí el expediente y seguí a Arleen hasta la terraza hasta quedar a su espalda.
-Doc...no me has visto siendo maleducado. -Lo solté en el suelo cerca de ella, tirándolo con su mismo desprecio. Agarré su brazo para darle la vuelta y entrecerré mis ojos.-Pero puedo serlo. Puedo ser desagradable, hiriente y dañino. Pero no soy tan estúpido como para tratar así a quien me cura.-No solté su brazo.-Sin embargo no me gusta que me traten como un entretenimiento para no sentirse sola mientras no está tu marido y menos aún...si no me soportas y no puedes dejar de malinterpretar mis palabras.
Solté su brazo finalmente.-No soy tu recadero-Concluí haciendo un gesto con el mentón a la carpeta.-Y tampoco tu mono de feria que tiene que estar calladito para hacerte sentir mejor.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {16.02.21 22:35}

-No tienes porqué aclararle nada… Ese tipo de gente vivirá siempre su verdad- Alzó suavemente el hombro como restándole importancia aunque en el fondo estaba profundamente avergonzada de que hablaran de Sayid y ella. Su madre le había dicho, desde siempre, que atraería la atención una vez fuera esposa de un Descendiente. Lo había vivido cuando habían salido juntos al mercado y a comer. Pero…¿Habría cambiado algo tras el problema de navidades? Suponía que sí. Esperaba que no.

Sin embargo, lo que vino después le llenó de profundo desasosiego y desesperación. Estaba segura de que se le había visto en el rostro. ¿Sigrid había creado aquello? Lo de Andreas…Se lo esperaba, quizás de él podría creer cualquier cosa. Si le caía mal es porque tenía unos valores morales muy diferentes a los suyos pero eso no implicaba que carecieran de temas interesantes de los que hablar. Se llevó una mano al largo cabello oscuro y se lo puso detrás de la oreja pero entonces frunció tu ceño -Fácil es acusar a los demás, empieza enumerando tus propios pecados- No se dio cuenta de que había dejado de lado, de nuevo, su educación para tutearlo pero sabía que… Que él tampoco era un alma pura. Nadie lo era.

Pero no quería su presencia cerca. Se había cansado de tratar con humanos. Quizás debía empezar  a escuchar lo que le decía Aurora. Lo que le decía Fred y Amaya. Tragó en seco y cuando sus pájaros llegaron empezó a darles de comer. Estaba atenta, sentidos puestos en los sonidos, quería oír la puerta cerrarse pero no fue eso lo que escuchó. Miró el expediente en el piso y se enervó, le enfrentó con la mirada brillante de rabia ante sus continuos desplantes -Lo sé- Le dijo cuando soltó aquello de que podía ser una horrible persona. Y lo vio, lo vio profundamente a los ojos y contempló el vacío y la oscuridad. No era la primera persona que se topaba con ella cuyas cicatrices iban más allá de aquella en la carcasa exterior. Ella misma tenía cicatrices que no se veían desde afuera, pero cómo enfrentabas eso hablaba mucho de la persona que eras. Mantuvo el rostro firme -Mantuve tu caso porque quería sentirme útil- Le respondió con absoluta y fría tranquilidad, manteniendo su ira bien atrapada dentro de ella.

No podía seguir alimentando esa actitud en él y empezaba a creer que disfrutaba sacándola de su casillas -¿Malinterpretar tus palabras?- Soltó una risa seca, falsa y agria -Tú sospechaste de mi pregunta sobre los colores. ¿Quién malinterpreta qué?- Miró la carpeta y cuando le soltó se inclinó para recogerla. Al incorporarse lo miró con un gesto serio -Por no ser, no eres nada para mí- Le siseó -Considérate dado de alta y haz con tu vida lo que te dé la gana. Si mi esposo vuelve, enhorabuena, tendrás tu mundo de vuelta y sino, da igual lo que haga, todos estamos condenados a ser marionetas de SAM- Pasó por su lado directo hacia dentro y caminó hacia la chimenea. Ira, la ira estaba haciéndole hervir la sangre. Tiró la carpeta al fuego. Lo lamentaría después, se conocía.  Tras eso se giró a enfrentarlo -Tienes 30 segundos para irte de mi casa, después llamaré a mi hermano para que te eche- Señaló la puerta con una mano y le sostuvo la mirada. Lamentablemente, en ese instante, con esa rabia ardiendo tan fuerte en su interior no encontraba un recuerdo feliz del qué aferrarse para poder enviar un patronus y su aparato tecnomágico...Bueno, no sabía dónde lo había dejado.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {17.02.21 0:30}

Entrecerré los ojos con una media sonrisa cargada de intenciones ante la falta de interés por los comentarios de la gente. No podía creer que le importase poco o nada lo que pensasen de ella, no siendo tan correcta y prudente. No con esa actitud ejemplar que mantenía siempre. Incapaz de perder la presencia aunque la sacase de quicio. Pero no comenté nada. Al parecer lo de Miller le sorprendió. Miller la simpática haciendo amigos del alma, claro. Sobre mis pecados, como ella los llamaba, no tenía problema en contarlos sin embargo ella no dio lugar a ello pues se marchó.

-Si lo sabes no tendrías que estar jugando a la caridad conmigo, Doc-Contesté manteniendo la mirada fija en sus ojos. Y confesó fácilmente que me había usado para algo por lo que sonreí brevemente negando, aceptando que tenía razón en mis sospechas. Volvió al tema de la pregunta del maldito color y froté sobre mi ceja con un par de dedos, cansado por sus acusaciones de vuelta.

-Jamás dije que era una pregunta estúpida¿Tal vez puedes bajar de tu pedestal y aceptar que ambos malinterpretamos las palabras del otro? -Chasqué la lengua, soltando aire a la par, irónico por ese momento en el que ella pensaba que estaba dando un mazazo a mi moral.-¿Quién quiere ser nada tuyo si ni tu misma te soportas?-Exclamé ago airado siguiéndola.

Miré el vuelo de los papeles a la chimenea y arqueé una ceja. Eso no me lo esperaba y volví a mirarla cuando de nuevo me hizo saber que no era bienvenido. Pero con las palabras menos indicadas.

-Bien.-Extendí ambas manos al aire, dando a entender que lo pillaba.-Me iré- Y a pesar de eso me acerqué a ella, un paso y después otro y otro siguió.-Pero deja de escudarte en otras personas, curiosamente hombres...tu hermano, tu marido...incluso me necesitas a mí para sentirte útil...-Sonreí metiendo ambas manos en mis bolsillos hasta parar frente a ella e inclinarme para hablar sin mirarla directamente.-Puedes echarme tu solita Doc-Comenté por lo bajo con tono confidencial-Deja de ser un bonito trofeo para un hombre. No necesitas fingir, solo soy un muggle que no te importa una mierda. ¿Recuerdas?-Susurré y giré el rostro para observarla por fin.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {17.02.21 9:41}

-Ese es el cénit de la cuestión, Sr. Draven…No estoy haciendo caridad. Sólo quería ayudaros, como a muchos otros- Como a Gen, como a Andreas, o incluso Sigrid cuando le acomodó la camiseta. El corazón le bombeaba en el pecho como…Como la última vez que había ido de misión. Sabía que sus niveles de estrés estaban disparándose y debía calmarse, debía… Madre mía, quería una botella de vino. Lo del pedestal le tocó las narices -¿Y tú puedes aceptar que no todo el mundo tiene malas intenciones?- No se daba cuenta de que cambiaba de tutearlo o no sin pensarlo, simplemente le salía así cuando perdía la compostura.

Las palabras siguientes la hirieron…Profundamente. Arleen sintió que se le clavaron en la espalda como dagas. Profundas dagas. Los lobos, aquellos horrorosos pensamientos que la habían rastreado y la habían cazado como una presa, volvieron. Estaba indefensa ante ellos. Todos ellos gruñían palabras que le herían y que le exponían cada fracaso delante de ella. Cada uno de ellos. Cada momento en el que puso a su familia y a sus amigos en peligro, cada momento en el que -por intervenir- todo se fue al garete. Las lágrimas descendieron por sus mejillas sin que ella tuviera capacidad para contenerlas.

Sintió algo de paz cuando dijo que se iría. Necesitaba estar sola para meterse de nuevo en la cama. Dormir, quería dormir  y que cuando volviera a abrir los ojos todo hubiese pasado. Sin embargo, le siguió hablando  con una realidad de la que ni siquiera era consciente porque, sencillamente, la habían criado así. Una perfecta dama no podía bajo ningún precepto usar la fuerza o imponerse de alguna manera. A veces se salía de esa educación dado su propio temperamento, como Fred. Otras tantas era sumisa. Elegía sus batallas perfectamente. O eso creía ella.

Le sostuvo la mirada cuando se volvió hacia ella, sin interesarle que viese o no las lágrimas en su rostro. No se preocupó ni de limpiarlas. Quiso decir algo pero sabía que no le saldría con el tono de voz que quería. Sabía que cada palabra saldría temblorosa y falta de determinación. Luego parpadeó, una sola vez. Inspiró profunda y lentamente y le dirigió una leve sonrisa que no le llegó a los ojos. No podía permitirle hacerle ese tipo de daño. No era quién para lastimarla de esa manera. Esperaba que aquello le agradara. Supuso que era el tipo de cosas que una persona retorcida podía ver satisfactoria. No lo entendía y sintió...Sintió tristeza, tanta que se le notó en el rostro por escaso segundo antes de construir aquella pared de compostura.

La educación, la educación era una buena arma. Educación y protocolo.  Intentó  cogerlo del brazo con la idea de arrastrarlo hacia la puerta, forcejeando y tirando de él de ser necesario. A fin de cuentas, Vishous ya podría estar preparándose para bajar y Fred también. Amaya estaba de misión, Sayid y Giordano no se encontraban allí tampoco. Tendría que librar aquella batalla sola -Espero que encontréis a alguien que os ayude con vuestras pesadillas- Lo dijo con sinceridad, porque pese a todo, no podía desearle mal. No era ese tipo de persona -Nunca me he referido a usted con esos términos. Hasta nunca, Sr. Draven-


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {17.02.21 21:30}

-Para sentirte útil.- Aclaré a su contestación visiblemente molesto por el tema de usarme para su entretenimiento o satisfacción personal de aquel modo. Le lancé una mirada severa, si creía que no había segundas intenciones en las personas , en todas y cada una de ellas, es que estaba ciega o no sabía como era el mundo real. El de tierra, fuera de su isla.

Esperaba su respuesta en un silencio extraño con los ojos fijos en los suyos. Lloraba. Si lo hacía era porque había dado en el clavo, la culpa volvía a estar presente en ella, ¿o era rabia? puede que una mezcla de ambas. Observaba detenidamente los gestos de la doctora, que inspiró, tratando de calmarse y posteriormente sonrió. Automáticamente entorné los ojos volviendo a recuperar una postura normal. ¿Acaso no podía dejar de ser pura fachada ni un segundo?

Sentí que me tomó del brazo y tiró. Al principio no me moví, apreté mis labios y un gruñido bajo se escapó entre mis labios. Un educado intento, nuevamente, de sacarme de allí. Negué comenzando a andar.-Eres exasperante Arleen-Murmuré mientras avanzaba hacia la puerta.

Tiré de mi brazo para que cesase en su agarre y me desvié a por mi abrigo, comenzando a ponérmelo de espaldas a ella, así como la bufanda. Giré el rostro cuando volvió a poner en foco en que el problema era mi actitud. Mis pesadillas, sí. Crují el cuello una vez más mientras enroscaba la bufanda a su alrededor.-Tal vez siempre estuve roto y oscuro por dentro.-Confesé suspirando tras ello y me dirigí hacia la puerta pero antes de salir me planté frente a ella, ladeando la cabeza y entrecerrando mis ojos.

-Es raro que una persona se enfrente a lo que realmente es y no se quiebre por lo que encuentra. -Y sin pudor alguno, porque no tenía mayor intención que señalar aquello, puse un dedo sobre la cicatriz de ella, marcando su camino.-Solo tu puedes decidir lo que te quiebra. No puedes buscar ayuda en otros para decidirlo por tí.

Avancé hasta la puerta dándole la espalda -Hasta que nos veamos, Doc-Alcé la mano girando para perderme por el pasillo abandonando el lugar.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {18.02.21 14:50}

-¿Y eso es una mala intención? ¿Autoconvencerme de que aún sirvo para ayudaros?- Explotó en un siseo que le dolió más a ella de lo que debería. Pero todo lo demás sólo sirvió para volver a ese círculo interminable de depresivo camino. Cuando intentó moverlo no tuvo nada más que un gruñido y ella tensó los labios, pero volvió a tirar de él dispuesta a usar todo su peso y altura si fuera necesario.

“Exasperante”

Quiso preguntarle porqué pero no quería darle más cuerda. ¿De qué serviría? Ya la había tirado al piso y machacado. Mantendría la boca cerrada. Lo siguió a un distancia prudente mientras cogía sus cosas, quería estar segura de que se fuera y poner un hechizo en la puerta. Escuchar sus huesos crujir hizo que se molestara. Le había dicho que no lo hiciera pero la ira se disipó cuando reveló aquella verdad -No puedo ayudaros a salir de una tumba que ha cavado para si mismo. Ofrecí mi mano, pero realmente nunca estuvo dispuesto a alcanzarla- Era una verdad de la que se había dado cuenta en ese mismo instante y más que prestarle atención a las horrorosas palabras que le había dicho se oyó a sí misma. No importaba lo que hicieran Belle, Anteia…Ni siquiera Sayid, ella sola tenía que salir de esa estúpida vorágine de autocompasión. Había luchado y había sido finalista del torneo, había ganado su puesto con Lucio a punta de talento y vocación, había ganado su puesto con Giordano gracias a su intelecto y natural curiosidad. Nada le había sido regalado, había luchado por ello dijeran lo que dijeran.

-Soy mejor de lo que cree que soy- Le espetó con una certeza tan profunda, una inspiración que le llenó el pecho de orgullo. Y si su madre no hubiese metido las narices estaría desarrollando una profesión espectacular, viviendo en su propio piso y feliz con sólo inventar nuevas cosas. Pero ahora…Estaba atada a una realidad distinta para la cual le habían preparado pero que no sabía sería tan agridulce. No sabía que cometería tantas equivocaciones. Bueno, ella no era perfecta. Nadie era perfecto. Salió de sus pensamientos cuando el Sr. Draven la tocó. Parpadeó, sorprendida por el abuso, pero el escalofrío de terror que le atravesó la columna la dejó fría, paralizada y pálida. El dolor fantasmal recorrió de nuevo su cuerpo, recordó la cara de preocupación de Giordano, su inhabilidad para coger la poción y…Todo lo que vino después -Escúchese- Mencionó esperando que oyera su propio consejo, con los ojos de nuevo anegados al recordar todas las horrorosas sensaciones que le había dado SAM, ya no sólo en China Town sino en el laboratorio. Saber que su escudo no serviría por segunda vez, ver en los ojos de Amaya la desesperación de ser consciente de que no llegaría para protegerla…

-No nos veremos- Sentenció y cuando la puerta se cerró tras él fue corriendo hacia allí y pasó la llave. Cerró todo, todo, todo  y volvió al salón hacia la chimenea. En uno de sus sofás claros estaba el antiguo jersey y lo cogió para tirarlo al fuego también -Imbécil, estúpido, idiota… Tonto- Soltó los improperios como si estuviera sentenciándolo al círculo más profundo del infierno. Se echó en el sofá llevándose las manos a la cara y se limpió las lágrimas, maldiciendo por ser una llorona. Ella no solía llorar tanto. Y sin embargo, era cierto. No se soportaba ahora, siendo tan llorona, convirtiéndose en la damisela en peligro que quería su madre. Ella no era así. Y maldita fuera su existencia, volvería a ser aprendiz de Giordano y haría una carrera de la que incluso el Consejo de los 20 estuviera absolutamente envidioso. Ya no iba a contener esos pensamientos creativos, esa curiosidad innata. No. Iba a diseñar, iba a hacer. Se incorporó hecha una furia determinada y fue hacia el despacho de Sayid, limpió el escritorio con cuidado y dejó un espacio para ella, para sí misma y empezó a decorarlo a su gusto y con lo que iba a necesitar.  Unos 15 minutos más tarde estaba contenta con el resultado y se sentó a diseñar todo aquello que había rondado su cabeza durante aquellos duros días en una explosión de inventiva.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
S.A.M-9917
S.A.M-9917
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {19.02.21 0:50}

Piso Ibn Salah - Página 7 424a38b62052ce21beee3118c1e95f9f


La amenaza de S.A.M- 9917 no era en vano. El primer ataque sobre la  el señuelo situado en  la [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  había fallado, pero rápidamente reordenaron coordenadas y cruzaron datos. El engaño no duró mucho,  pero les dio algo de tiempo. Prepararon nuevamente las armas, disponiéndose a atacar el verdadero punto oculto tras triangular la posición. Las veloces naves no tardaron en llegar a la ubicación Ouroboros.

Decenas de naves rodearon aquella fuente de energía mágica, situándose a unos 5 kilómetros de distancia para preparar el asedio antes de la destrucción. Apuntaron al objetivo, activando  y disparando sus  potentes disparos láser con el objetivo de echar abajo cualquier posible defensa. Así seguirían mientras faltase un núcleo por infectar.

---------------------------------

Probabilidad
Éxito: La barrera mágica contiene el disparo láser en este punto de la isla
Fallo: Rompe barrera mágica en este punto de la isla
Dados
Dados
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {19.02.21 0:50}

El miembro 'S.A.M-9917' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Probabilidad' :
Piso Ibn Salah - Página 7 UWCnizP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {19.02.21 10:29}

Andaba tranquilamente con cara de pocos amigos, lanzando miradas de reojo a los que me cruzaba por el pasillo que a su vez tampoco me miraban muy bien que digamos. La actitud de la doctora resultaba estresante. Si había algo que no soportaba era cualquier tipo de persona, incluso humana, que no pudiese valerse por si misma y se encerrase en un pozo de autodestrucción. Por eso había odiado ser controlado por aquella máquina, no poder tomar el control sobre mis actos.

De pronto un estruendoso ruido inundó todo y toda la gente que andaba por el lugar paró ipso facto, incluido yo mismo. Tardamos unos segundos en reaccionar pero varios se asomaron a las ventanas así que yo mismo lo hice. En el cielo se veía la magia, magia rompiéndose. Varias personas contuvieron el aliento y algunos capté los sonidos del miedo en ellos, que abandonaron el lugar rápidamente. Supuse que para ponerse a salvo. Por mi parte continué mirando aquella barrera, la cúpula se desmoronaba en partículas brillantes. Apreté mis labios pensando que al final el maridito de la doctora no lo habría logrado.

La doctora. Gruñí por lo bajo mirando hacia el pasillo que ya había recorrido durante unos segundos y volví a observar el cielo. Entorné los ojos antes de emprender camino de nuevo, esta vez más apresurado. Mientras lo hacía un águila brillante me adelantó. Había varios bichos de esos brillantes viajando de un lado a otro pero ese en concreto cruzó la puerta de la casa de la doctora sin más mientras yo intentaba abrir sin conseguirlo pues la puerta estaba cerrada. -DOC!-Forcejeé con el pomo un par de veces hasta que me harté y empujé la puerta con el hombro, con fuerza. Me costó un par de intentos y algo de fuerza bruta hasta que cedió lo suficiente para poder empujarla una vez más y conseguir entrar.

-DOC?!Tu isla se cae!-Grité mientras la buscaba por el piso disneyland. Conforme abría puertas me parecía más puñeteramente horrible aquel lugar. Hasta que di con ella, que estaba sentada. El águila justo estaba entregando el mensaje. Escuché algo de la biblioteca y fruncí el ceño, no entendía por qué había que ir a ese lugar, pero en fin.

-Ya lo has oído-Agarré su brazo para levantarla del sitio tirando de ella y sin dar tiempo a protestas la levanté cargándola sobre mi hombro mientras salía de aquella habitación. No era que ella no supiese andar por su cuenta, pero ya le había dejado bien claro en ocasiones anteriores que lo de andar no iba con ella dada la situación. Para qué mentir, me dolía el puto brazo y el hormigueo era fuerte pero tampoco estaba la cosa para pensárselo mucho.-¿La biblioteca?-Pregunté mientras avanzaba algo extrañado por la elección de aquel sitio como lugar seguro.
Arleen Royden
Arleen Royden
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad
https://magicworldwar.forosactivos.net/t1061-arleen-royden

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {19.02.21 11:09}

Tan metida estaba en sus pensamientos que ya dos pergaminos yacían a su lado lleno de anotaciones, toda esa vorágine que había contenido finalmente encontrando salir. Sin embargo, algo vibró afuera y ese sólo momento descargó en la espalda de Arleen un frío familiar. Al ver hacia la ventana observó el campo de protección caer y se le hizo un  nudo en la garganta.

¿Habían fallado?

Sonrió de lado, con tristeza pero no pudo aguantarla porque llegó el patronus de Vishous. Los golpes en la puerta le parecieron lejanos así que no le prestó atención. Escuchó lo de la biblioteca y asintió, de acuerdo. Recordó la frase que le había dicho a Belle. El destino del mundo…¿Cuál destino? Se preguntó y entonces apareció Gelion -¡¿Cómo has entrado?!- Inquirió, estupefacta. Tan anonadada que cuando la cargó como saco de patatas no lo procesó al principio pero después se removió para bajarse.

-No- Dijo con lo de la biblioteca. Ella tenía que ir a otro lado, allí donde Giordano había reservado sus proyectos -PARA. GELION, PARA- Ordenó con un grito dándole unas fuertes palmadas en la espalda -No podemos ir así. Nos van a masacrar. Tengo que cambiarme y tú… Tú ve a la primera habitación a la derecha y agarra el arma que mejor te parezca. Tengo que coger mis pociones, mis… mi ropa de misión- Recordó, con algo de dolor en el pecho al saber que Sayid habría querido eso. Que se protegiera, que los protegiera. Con bastante determinación se bajó y empezó a correr hacia su habitación para cambiarse -Tenemos que ir a laboratorio y coger los autómatas sanadores- Le gritó a Gelion antes de entrar en su habitación y cerrar la puerta, por si acaso, le puso uno de sus escudos. Gelion ya se daría un festin en el salón de armas de Sayid.

Sabía que no tenía tiempo así que fue hacia aquel sitio del armario…Ese bien escondido y sacó sus pantalones, la camiseta y cogió el primer jersey que vio, se puso el peto y no dudó en coronarse. Tras eso salió de la habitación , cogiendo uno de los petos de Sayid para dárselo al hombre y fue hacia la cocina, corriendo en sus botas de tacón bajo, para cogerse todas las pociones que tenía. Si la biblioteca era un lugar seguro las necesitarían -¿Estás listo? – Preguntó yendo a por su alfombra y extendiéndola en la terraza para ir volando hacia el I+D, extendió el peto hacia él.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Essence:
Piso Ibn Salah - Página 7 GsazqZP
Gelion Draven
Gelion Draven
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {19.02.21 18:48}

-He roto tu puerta-contesté sin parecer que me importase una mierda. Porque era una puta puerta de mierda y ya. La sujetaba de las piernas mientras avanzaba por el pasillo hacia la salida cuando negó a lo de la biblioteca. Ya me parecía a mi que ese no era el lugar adecuado y luego, luego empezó a pegarme. Gruñí por lo bajo debido a sus insistentes golpes en una zona que hacía que el calambrazo retumbase por mis músculos.

-¡No es momento para cambiarse!- Creía que se refería a sus pintas, no que pensase en un traje de batalla ni nada parecido. Aunque luego aclaró sus intenciones. Chasqué la lengua en repetidas ocasiones mientras se bajaba de mi hombro y giré quedando de espaldas a la salida observando como corría hacia algún lado. Extendí mis brazos.-Arleen... -Espeté con tono de cansancio negando mientras me ponía en marcha, siguiéndola. Intenté abrir su puerta que claramente no funcionó y entorné los ojos.-¿Autómatas?- Suspiré y marché en una carrera a la habitación que me había dicho.

Allí había todo un expositor de armas...pero ni una pistola. giré sobre mi mismo varias veces intentando encontrar la mejor opción hasta al final acercarme a uno de los estantes. Primero tomé en mis manos una especie de espada pero era tan ligera que apenas la sentía así que la dejé y probé otra y luego otra...y joder...¿ no podía tener una pistola normal? Gruñí pillando una porque no podía perder tiempo en más y de camino a salir me hice con una daga cualquiera.

Al salir ella cruzaba el pasillo corriendo, otra vez en dirección contraria a la salida, nuevamente la seguí. Me estaba poniendo negro. -Doc, no tenemos tiempo para más, si han roto vuestros escudos...- Alcé una ceja al ver la alfombra extendida y miré de reojo a la castaña."¿En serio?"Apreté mis labios segundos antes de que los rayos impactasen en el edificio, muchos metros más allá para nuestra suerte, lo que hizo que mirase en aquella dirección.-Sí.

Y la empujé a la alfombra a la par que me subía a la misma. Aquel trasto alzó el vuelo, la sensación daba repelús, era el transporte que más sensación de inseguridad me había dado en mi vida. Giré el rostro conforme los rayos aparecieron en el aire golpeando los edificios a nuestra espalda.-Espero que estés segura de ir a ese sitio.-Ella misma había dicho que no podía moverse de casa, que estaba en reposo y ahora, cuando era el momento menos indicado se armaba de valor. No antes, en un momento seguro cuando podía hacerlo y yo no iba a causarle ningún mal. Ahora, cuando la máquina podía matarla la señora doctora decidía que era la mejor ocasión. Era irónico.

Me aferraba a la alfombra como buenamente podía mientras viajábamos.-Oye- Agarré uno de los brazos de Arleen dejando la palma de su mano boca arriba y puse la daga en la misma-Si se activa este trasto-Di un par de golpecitos en mi nuca-Mátame.-Ordené seriamente cerrando su puño sobre la empuñadura del arma-Aunque estoy seguro de que puedes hacerlo con magia igualmente-Encogí mis hombros sonriendo de medio lado mientras nos alejábamos del lugar.
Contenido patrocinado
Raza
mensajes
puntos
Alineamiento
Ocupación
Bando
Apodo
Edad
Nacionalidad

Piso Ibn Salah - Página 7 Empty Re: Piso Ibn Salah {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.